SPORTYOU

Archivo
22 de octubre de 2019 22/10/19

Fútbol

El Barça se reencontrará con el United

Ya hay final de la Champions del 2011. Barcelona y Manchester United se encontrarán en Wembley el 28 de mayo, tal y como hicieron en el 2009 en Roma. El equipo de Ferguson, que reservó a muchos de sus titulares de cara a la “final” de la Premier que tiene el domingo con el Chelsea, […]


4 de mayo de 2011 José Mendoza - Sportyou

Ya hay final de la Champions del 2011. Barcelona y Manchester United se encontrarán en Wembley el 28 de mayo, tal y como hicieron en el 2009 en Roma. El equipo de Ferguson, que reservó a muchos de sus titulares de cara a la “final” de la Premier que tiene el domingo con el Chelsea, no falló y goleó a un Schalke con poca fe. Tras el 0-2 de la ida, los alemanes no creyeron en la remontada y facilitaron el trámite al United, que se presentó sin Rooney, Chicharito, Giggs, Ferdinand, Vidic o Evra, entre otros muchos.

El Schalke sabía que las semifinales eran un magnífico resultado y que, si arriesgaban desde el inicio, se exponían a una goleada escandalosa que hubiera manchado su impresionante hoja de servicios en Europa. Eso hizo que el partido se desarrollara en un ritmo muy bajo en el que el United siempre se sintió cómodo. Los alemanes, como hacen desde la llegada de Rangnick, quisieron la pelota. El joven Draxler salió de inicio y Baumjohann acompañó en ataque a Raúl. El ‘7’ apenas tocó balón en el que pudo ser su último partido en la Champions. Jurado ocupó su puesto en el mediocentro y el otro español, Escudero, fue titular en el lateral zurdo.

Apenas hubo oportunidades hasta que, al filo de la media hora, el United aprovechó una pérdida de Jurado. Gibson habilitó a Valencia con una gran asistencia y éste batió a Neuer de disparo raso. Poco después Gibson, que jugó por delante de Scholes y Anderson, remató un saque de banda mal defendido por el Schalke y peor frenado por Neuer. El alemán se tragó el remate, su única concesión en toda la eliminatoria. Otro error propició el tercer gol del encuentro, ésta vez obra de Jurado, que había fallado antes una buena ocasión. Tras una pérdida de Smalling, Uchida centró al área, Raúl buscó el remate pero el balón le cayó a Jurado, que remató con violencia a la red.

En la segunda parte entraron Edu y Huntelaar, pero el Schalke fue incapaz de intimidar al United. De hecho, cuando más arriesgó, a veinte minutos del final, llegaron los dos goles de Anderson. El brasileño remató primero a la media vuelta y después embocó un centro de Berbatov a puerta vacía. La condición de suplente del búlgaro, máximo goleador de la Premier, refleja el potencial del United, de nuevo rival del Barcelona en una final de la Champions.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba