SPORTYOU

Archivo
13 de diciembre de 2019 13/12/19

Premier League

El todo o nada de Karanka en el Middlesbrough

Aitor Karanka

Aitor Karanka ha visto de cerca los vaivenes a los que va vinculado el cargo de entrenador en la que ha sido su primera experiencia en los banquillos en el fútbol profesional. Desde su llegada al Middlesbrough en noviembre de 2013 hasta su destitución este jueves, el español ha pasado por varios altibajos en Riverside […]


17 de marzo de 2017 - Sportyou

Aitor Karanka

Aitor Karanka ha visto de cerca los vaivenes a los que va vinculado el cargo de entrenador en la que ha sido su primera experiencia en los banquillos en el fútbol profesional. Desde su llegada al Middlesbrough en noviembre de 2013 hasta su destitución este jueves, el español ha pasado por varios altibajos en Riverside Stadium: desde enfrentamientos con plantilla, directiva y afición hasta el ansiado retorno a la Premier League en su segunda temporada completa al frente.

El ambiente en el equipo en las últimas semanas no era el más propicio para el trabajo. Los resultados no eran nada buenos -5 puntos en los últimos 10 encuentros- y la caída en los puestos de descenso aumentó más si cabe la tensión. Apenas unos días antes de su despido, Karanka había tenido un enfrentamiento con Stewart Downing, uno de los pesos pesados del vestuario y del que criticó abiertamente su actitud. “Necesito 18 luchadores”, fue la explicación del técnico a la ausencia del futbolista en la lista de convocados para el choque del pasado fin de semana ante el Manchester City.

Además, no era el primer choque entre ambos. De hecho, Downing le reprochó a Karanka que dejara tirado al equipo a mediados de la pasada campaña, cuando el técnico llegó al punto de dejar su cargo durante varios días. Finalmente firmó una tregua con sus jugadores y, a corto plazo, el resultado fue inmejorable. El equipo, que venía de ganar tan solo tres de los 10 partidos que precedieron a esta polémica, se mantuvo imbatido desde que Karanka volvió a asumir las riendas y acabó logrando el ascenso en la última jornada. Eso sí, la herida no había cicatrizado del todo.

Esta vez, el pulso de Karanka no era solo con los jugadores, sino también con los fans, cuyo comportamiento criticó tras el partido contra el West Ham. Además, también aireó su descontento con la directiva por no haber fichado a los jugadores que él había pedido para el mercado de invierno y, evidentemente, esas declaraciones no sentaron nada bien en el seno de la entidad.

Tras el encontronazo del técnico con la plantilla la pasada temporada, el dueño del club, Steve Gibson, optó por la diplomacia y logró convencer a Karanka para que volviera a su puesto apenas tres días después de que anunciara el cese de su actividad. Sin embargo, ahora los resultados no acompañaban y Gibson decidió que la solución más práctica para tratar de remontar la situación era la salida del técnico que hace tan solo unos meses había logrado el regreso a la élite del fútbol inglés.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba