SPORTYOU

Archivo
15 de diciembre de 2019 15/12/19

Opinión

Opinión

El tercer tiempo


  • 30 de marzo
    de 2009
  • Aprende Del Deporte

En los partidos de rugby hay una tradicional costumbre que siempre he admirado y envidiado: el llamado tercer tiempo. Consiste en que, al finalizar el partido, ambos equipos, tras darse la mano como caballeros, se van juntos a tomar unas cervezas. Es decir, la batalla queda en el campo, allí quedan vencedores y vencidos, y con un profundo respeto al contrario nos enseñan la diferencia entre rival y enemigo.

Recuerdo un partido en el que dirigía al Real Madrid del magnífico Clifford Luyk, contra el Varese del legendario Dino Meneghin. Fue un encuentro muy duro, con un enfrentamiento encarnizado entre Dino y Clifford (éste incluso acabó sangrando de una ceja). Cuando sonó el pitido final, ambos salieron disparados el uno hacia el otro. Yo, temiéndome lo peor, advertí de la situación a mi equipo técnico y salimos todos detrás de Luyk para sujetarle, pero claramente nos llevaba ventaja y no íbamos a llegar a ntes del encontronazo. Cuál fue nuestra sorpresa cuando ambos jugadores, al encontrarse frente a frente, en lugar de liarse a guantazos se fundieron en un efusivo y sincero abrazo.

Esta es la verdadera grandeza del deporte: ser capaz de luchar, con toda la energía, hasta la extenuación, pero una vez finalizada la contienda, reconocer y valor al rival con honor y deportividad, independientemente de quién haya sido el ganador o el perdedor, ya que, como escribió el autor de El Principito, “es ante un obstáculo digno, donde el hombre se conoce”.

Este es uno de los muchos valores del deporte, parte de la esencia que forja el Deporte con mayúsculas, y el debate que me gustaría plantear hoy es el siguiente: ¿por qué si el deporte está lleno de valores, sus aficionados, los que lo siguen, no siempre los reflejan? ¿Por qué no se respeta y se insulta a los contrarios, como ocurrió en la visita al Bernabéu de nuestro internacional Fernando Torres? ¿Por qué el ataque y el odio visceral entre las aficiones como demostraron los Boixos Nois lanzando bengalas a los hinchas del Espanyol? ¿Por qué los valores no generan valores? ¿O es que el deporte, como reflejo de la sociedad que tenemos, está perdiendo los valores que le dan sentido?

Lolo Sainz
Ex Seleccionador Nacional

Contenidos cedidos por aprendedeldeporte.blogspot.com

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba