SPORTYOU

Archivo
12 de noviembre de 2019 12/11/19

Opinión

Opinión

El reto de Scariolo


  • 28 de junio
    de 2012
  • Daniel Blanco

Es hora de comenzar un nuevo reto, hora de estar con los nuestros. La selección española de Sergio Scariolo se presenta en Madrid a un mes escaso de los Juegos Olímpicos en los que tiene el enorme reto de repetir la plata de Pekín 2008 y de Los Angeles 84. Porque el oro, seamos objetivos, es poco factible.

No es imposible porque nada lo es en deporte, pero hay que reconocer que Scariolo estaría muy satisfecho con repetir la plata y eso ya son palabras mayores porque nadie va a regalar nada, porque en unos Juegos Olímpicos todos los equipos son muy complicados y, por qué no decirlo, hay poco tiempo para preparar un reto de este calibre.

La Liga Endesa terminó el pasado 16 de junio, solo 40 días antes del primer partido, ante China, en la competición olímpica. No es culpa de nadie, pero otros veranos comenzábamos la preparación ahora con dos meses vista, porque era a mediados de septiembre cuando arrancaba el Europeo o el Mundial de turno. Se podían hacer muchas pruebas, se podía descartar jugadores. Ahora Scariolo ha dado una lista directamente de 13 jugadores, que serán 12 porque Navarro estará, salvo milagro, y Rafa Martínez se volverá a casa.

Es hora, pues, de estar con los nuestros porque cuanto más complicado parece el reto, más apetece seguirlo al milímetro. EE UU será el rival a batir y como lleven lo que parece que pueden llevar, nadie les quitará el oro. Ni siquiera se acercarán porque, aunque hemos avanzado mucho, el baloncesto FIBA está aún a años luz del NBA. La selección española estará entre las mejores pero no será fácil la medalla. Sencillamente porque no acaban de llegar a un nivel excelso dos de los jugadores más importantes en el exterior, Rudy y Navarro. Estarán los dos en Londres pero ya hay reticencias en ese nivel físico que tanto ha lastrado a nuestros internacionales este año. Ricky no estará ni siquiera y la temporada ha sido durísima.

Habrá que confiar, eso sí, en el juego interior. De lo mejorcito en el mundo son los hermanos Gasol e Ibaka, con la ayuda de Felipe. Lo demás, buenos jugadores pero con incógnitas. Por ejemplo, la forma de Claver, desaparecido todo el año en Valencia y la vuelta de Sergio Rodríguez, que ha hecho un buen final de temporada pero ha tenido un año irregular donde los haya.

Tendrá que hacer malabarismos Scariolo para estar al nivel de Pekín. No es fácil, nada es fácil en el mundo del baloncesto. Yo me contentaría por competir. Lo de sacar metal, lo veremos día a día.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba