SPORTYOU

Archivo
1 de mayo de 2021 1/05/21

LaLiga Santander

El Real Madrid sigue la estela del líder con su victoria contra Osasuna

Duro partido en Valdebebas entre rojillos y merengues donde las defensas fueron las indudables protagonistas


1 de mayo de 2021 - Sportyou

Victoria importante del Real Madrid en su persecución al liderato de LaLiga, frente a uno de los rivales más guerreros que le quedaban en el camino, Osasuna, que cuajó un gran partido pese a la derrota. No fue hasta el 75 cuando los blancos lograron abrir el cerrojo defensivo de los navarros para sentenciar dos minutos después.

El partido estuvo muy igualado desde los compases iniciales, aunque las primeras ocasiones llegaron por parte de los locales, primero con una jugada en solitario de Hazard que terminó mandando fuera, y otra en la que el belga llegó hasta la línea de fondo y sus compañeros no lograron concretar. El ‘7’ blanco tuvo esa chispa y esa inspiración que tanto necesita de él su equipo en este tramo vital de la temporada.

Asustó también Osasuna, en una jugada en la que el Chimy probó suerte desde lejos para comenzar a molestar a Courtois. Eso sí, el gran sobresalto en la portería del Real Madrid lo protagonizó Militao, en una cesión atrás para su portero muy desviada que logró salvar el guardameta.

Tuvo otra ocasión importante el equipo rojillo antes de que comenzase el asedio de los madrileños. Un centro de Manu Sánchez desde la izquierda se envenenó lo suficiente para que Courtois tuviese que sacar una mano para palmear el balón lejos de su meta.

Llegando a la media hora de partido, Sergio Herrera fue el que se vistió de héroe hasta en tres ocasiones ante un claro crecimiento del Madrid. Primero en un remate de Hazard a bocajarro frente al portero con una mano salvadora, en segunda instancia con otra mano en un cabezazo de Militao en el córner posterior, y de nuevo salvando otro remate con la testa del brasileño, en los mejores minutos de los de Zidane.

No obstante, fueron los blancos los que se fueron al descanso con el susto en el cuerpo después de que Osasuna fuese quien se puso por delante con un gol en posición antirreglamentaria del Chimy que el árbitro terminó anulando.

No se mantuvo el guión de la primera parte en el segundo acto, con un partido menos intenso con el Madrid menos conectado. La primera ocasión de peligro, de hecho, llegó en un contraataque de Osasuna que no lograron concretar los de Arrasate y que finalizando tras merodear el área blanca Moncayola.

Respondió al poco Militao, el más peligroso del equipo local, con una acrobática volea que mandó muy arriba.

Merodearon ambos equipos las áreas rivales, pero en cuanto llegaban a la zona decisiva las defensas, que mostraron durante todo el partido un nivel altísimo, frustraban los intentos de unos y otros por inquietar las porterías.

Buscó la solución Rodrygo con un disparo lejano al poco de ingresar al campo en la segunda parte, pero su disparo raso y seco se marchó rozando el palo. Hizo lo propio Zidane, dándole entrada también a Isco en busca de creatividad para desbloquear la zona de tres cuartos.

A quince minutos del final llegó el ansiado gol del Real Madrid, por medio del jugador que más peligro había generado, Militao, que volvía a imponerse en el salto en un córner para darle un gol que podía valer oro para los suyos.

No sin polémica, ya que Osasuna reclamó que el córner previo al gol venía precedido de una falta en un salto en el que el jugador del Madrid le pone el brazo en la cara a Moncayola.

Lejos de llegar la reacción de los de Arrasate, vino la sentencia de los blancos de la manera más inesperada. Un pase filtrado de Benzema habilitaba al Casemiro que controla mal y el esférico se le marcha largo, pero pilla con la pierna cambiada a Sergio, que no llega a evitar que el balón se cuele en su portería.

Intentó sin éxito Osasuna rascar algún ataque más para encender el partido, pero los de Zidane mantuvieron la solidez mostrada todo el partido y se llevaron tres puntos vitales para seguir la persecución al liderato.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba