SPORTYOU

Archivo
17 de marzo de 2021 17/03/21

Opinión

Opinión

El Real Madrid de Ramos, Kroos, Modric y Benzema


  • 16 de marzo
    de 2021
  • Iñaki Cano

Me divierte el Atalanta. Es una locura constante que no sabes si subes o bajas. Como equipo tiene claro lo que quiere hacer y cómo lo debe de hacer. Por eso encaja, pero sobre todo marca muchos goles y por eso el Atalanta es el cuarto de la Serie A porque sabe a lo que juega. También sabe que arriesga una barbaridad con el sistema/táctica de los renglones torcidos en los que dibuja su fútbol que, incluso con el peor Real Madrid, pierde. ¿Por qué?

Pues porque el Atalanta no tiene a un Sergio Ramos, Toni Kroos, Luka Modric o un Karim Benzema que, acompañados por jugadores del mismo nivel que los de Bérgamo, les hace superiores e imbatibles en la Champions League. El Atalanta podrá golear a otros pero al Real Madrid, y menos en la Champions, no.

Ramos, Kroos, Modric y Benzema son suficientes elementos para derrotar a equipos que aparentemente son buenos y hacerles parecer equipos mediocres. El Atalanta ha sufrido en los 120 minutos de la eliminatoria un baño de realidad demostrándole que para crecer como equipo hacen falta jugadores de mucho más nivel y de alguna que otra leyenda.

El Real Madrid actual depende sólo y exclusivamente de los ‘cuatro ases’ y del ‘joker’ Casemiro. De ellos depende que el Madrid se acerque a la final de la Champions e incluso de que pueda ganar ‘la decimocuarta orejona’ y, si me apuran, arrebatarles LaLiga al Atlético de Madrid y al FC Barcelona.

El viernes, en el sorteo de la Champions League, cuartos y semifinales, volverán a no darle como favorito al Real Madrid pero, cuando llegue el momento, si no están lesionados Sergio Ramos, Casemiro, Toni Kroos, Luka Modric o Karim Benzema, lo mismo tenemos que desenterrar a los ‘muertos’ y sacar los billetes para viajar el sábado 29 de mayo de 2021 a Estambul para ver como el Real Madrid levanta ‘la decimocuarta’ y algunos nos tendremos que esconder otra vez por culpa de ‘La Leyenda’ de Zinedine Zidane.

Volver arriba