SPORTYOU

Archivo
24 de agosto de 2019 24/08/19

General

El Real Madrid aplaza el alirón del Barça con una goleada

Real Madrid 6-2 Málaga Los goles se impusieron a los cuchillos en el Santiago Bernabéu. Se esperaba una noche difícil con la opción de ofrecer el alirón al Barcelona, pero los jugadores del Real Madrid consiguieron aplazar la celebración del club azulgrana. Hubo juicio del poco público que se acercó al estadio, se repartieron pitos […]


8 de mayo de 2013 - Sportyou

El Real Madrid aplaza el alirón del Barcelona con una goleada

Real Madrid 6-2 Málaga

Los goles se impusieron a los cuchillos en el Santiago Bernabéu. Se esperaba una noche difícil con la opción de ofrecer el alirón al Barcelona, pero los jugadores del Real Madrid consiguieron aplazar la celebración del club azulgrana. Hubo juicio del poco público que se acercó al estadio, se repartieron pitos y aplausos pero el ambiente se calmó con un vendaval de goles, sobre todo en una primera mitad muy abierta y en la que ocurrieron infinidad de cosas, casi todas negativas para un Málaga que acabó con nueve hombres.

Abrió el fuego Albiol cabeceando un córner a los dos minutos, y le siguió Santa Cruz embocando en el segundo palo una prolongación de Lugano en otro saque de esquina. El Málaga, que escuchó los aplausos para Pellegrini, Baptista y hasta Willy Caballero cuando se marchó lesionado, llevaba la iniciativa y prometía guerra. Pero esa batalla se minimizó cuando Sergio Sánchez fue expulsado por derribar en una ocasión manifiesta de gol a Cristiano Ronaldo. El portugués, noticia, falló el penalti, con el que lesionó al portero argentino en el tobillo. Pero se desquitó poco después en un libre indirecto dentro del área que no pareció tal.

A la media hora Özil exhibió su talento regateando a Antunes y definiendo ante el portero tras un pase de Cristiano. Con espacios y un rival descolocado el Real Madrid se relamía. Luego Antunes, con el Málaga ya entregado, se inventó un tremendo disparo con la pierna derecha que se coló por la escuadra de Diego López. Antes del descanso le dio tiempo a Benzema de sonreír embocando otra asistencia de Cristiano. En la reanudación el Real Madrid bajó el listón, pero Modric también se quiso apuntar a la fiesta y metió un gran gol que le hizo escuchar la ovación del Bernabéu al salir.

Demichelis también vio el camino de los vestuarios por derribar en la frontal del área a un insaciable Cristiano. Pero no fue el portugués quien hizo el sexto, sino Di María con un preciso disparo desde fuera del área a pase del debutante Fabinho. Los incendios continúan fuera del campo, pero los jugadores siguen enchufados dentro. No han perdido de vista la final de Copa del Rey, dentro de nueve días, para la que peligra Özil, que se marchó lesionado del tobillo en los últimos minutos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba