SPORTYOU

Archivo
18 de enero de 2020 18/01/20

Fútbol

El Rayo-Albacete suspendido por insultos a Zozulya

Por primera vez en la historia del fútbol profesional en España, se suspende un partido por insultos a jugador


15 de diciembre de 2019 - Sportyou

El Albacete se negó a terminar el partido contra el Rayo Vallecano en Vallecas, después de que algunos aficionados de ‘Los Bukaneros’ insultaran al jugador del Albacete, Zozulya con gritos de ‘Puto Nazi’.

Durante los primeros cuarenta y cinco primeros minutos, el fondo de ‘Los Bukaneros’, no cesó de corear los insultos al que en su día llegó casi a ser jugador del Rayo. El árbitro José Luis López Toca, paró el partido y pidió por la megafonía del estadio de Vallecas que cesaran los cánticos en contra del ucraniano. Advirtió de que si continuaban los insultos se podría suspender el partido.

En el descanso del partido y tras reuniones entre directivos de los dos equipos, capitanes, entrenadores y el colegiado, se tomó la decisión de suspender el partido pese a que los únicos que querían seguir eran los del Rayo Vallecano.

Después de anunciarse la definitiva suspensión del partido, la peña del Rayo Vallecano, ‘Los Bukaneros’, han iniciado un nuevo cántico tomándose a guasa ‘la gracia’ de la primera suspensión en la historia del fútbol profesional en España con gritos de: “Zozulya era una broma”.

LaLiga ha sacado una nota pública en la que se muestra de acuerdo con la decisión tomada por los dos equipos y por el colegiado del partido: “LaLiga manifiesta su acuerdo con la decision tomada por José Antonio López Toca, el árbitro del partido entre el Rayo Vallecano y el Albacete Balómpié de suspender el encuentro ante los graves insultos y amenazas sucedidos durante la primera parte contra Roman Zozulia, jugador del club visitante y ante la petición de los dos equipos en el estadio de Vallecas.

Desde LaLiga seguimos trabajando para erradicar la violencia, el racismo y la xenofobia en los estadios del fútbol profesional español”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba