Archivo
14 de noviembre de 2018 14/11/18

La Tribu

“El proyecto de ‘Carrusel’ no tiene comparación”


4 de septiembre de 2010 Iñaki Cano - Sportyou

[FLASH http://www.youtube.com/watch?v=Nk4tqylGwl4 w=640 h=385]

Comienza Carrusel

¡Y qué ganas tenía!

¿Sí, muchas? ¿Lo tienes bien preparado?

Lo tengo muy bien preparado, lo tengo muy bien trabajado y ahora sólo hace falta que se constate que así ha sido.

¿Y por qué os tengo que oír?

Nos tienes que oír porque te lo quieres seguir pasando bien, uno, pero antes que por eso porque quieres seguir estando informado de todo lo que sucede en el deporte, en directo, con la mejor narración, con el mejor ritmo y con el mejor equipo de comentaristas.

¿Va a haber muchas sorpresas? Y no me refiero a cómo se canta un gol o narra un partido sino a algo que provoque en el oyente un “¡qué bueno es esto!”

Yo creo que va a haber grandes sorpresas. Hemos incorporado algunos narradores excepcionales, y algunos de los comentaristas que han llegado también lo son. Continúan muchos que tienen un altísimo nivel y además habrá sorpresas también en lo concreto, pero esas, si no te importa, os invito a que escuchéis Carrusel Deportivo y las descubráis con nosotros.

Carrusel Deportivo. Puede ser un pelotazo presentar y dirigir ese programa, pero me da que en esta ocasión también es un caramelo envenenado.

No, no lo creo así. Si la pregunta quiere decir que si el momento es el mejor, no. A mí me hubiera gustado llegar en otro momento, en una situación más tranquila, pero es un caramelo en estado puro. Yo nunca había pensado en presentar y dirigir Carrusel Deportivo, pero cuando a uno le cuentan que puede ser el séptimo (que por cierto, el 7 es mi número) director de Carrusel Deportivo, dices “pues me pone y ahí voy”. Me gusta.

¿Y de verdad no estás nervioso?

Te lo prometo. Está todo el mundo empeñado en convencerme de que tengo que estar nervioso. Me pasó también el día de mi boda. Todo el mundo me preguntaba: “¿Estarás nervioso?” y yo: “No, si estuviera nervioso es porque tengo dudas y no tengo dudas”. Otra cosa es que a los que nos escuche les guste o no, pero te aseguro que no tengo ninguna duda. Te lo garantizo.

¿Y esas dudas del que te vaya a escuchar, acostumbrado a un sonido, a una manera…? ¿Tienes una preocupación especial sobre “gustará esto, gustará lo otro, debo hacerlo así…”?

Yo no me creo capacitado para saber lo que les gusta a los españoles y a las españolas que, por cierto, cada vez hay más seguidoras y amantes del deporte. De lo que me tengo que preocupar es de hacer el mejor producto que podemos hacer, de informar muy bien, de dar información, de narrar muy bien y, sobre todo, conseguir que las tardes de los sábados, de los domingos, de los martes, de los miércoles… ¡Empezamos con cinco Carruseles consecutivos! Que se lo pasen muy bien. Este es un momento en el que… yo esta mañana veía a los mineros de Chile que llevan un mes bajo tierra, hay gente en este país que las está pasando canutas y que no tiene trabajo… ¿vamos a venir nosotros a complicarles la vida? ¡Si lo que tenemos que hacer es que se lo pasen bien y que disfruten!

La nueva tecnología, de la que Ortega parece ser un especialista en todo esto del twitter, el facebook -que a mí me ha llegado un poco tarde-, esto del periodismo multimedia… ¿tú crees que los oyentes de Carrusel se van a meter en ello?

Hay una buena parte que sí. A mi me pasa como a ti, que me ha llegado un poco tarde y me da la impresión que estoy llegando tarde a esto del periodismo digital y todavía no tengo un facebook o un twitter y [Ortega] ya me ha dicho que tengo que tenerlos, así que adelante, lo tendré. No hay más que ver los días precedentes. No hay más que ver la información que te llega de ánimos, y de menos ánimos.

¿Hemos entrado en una guerra como en los viejos tiempos? ¿Hemos vuelto a las trincheras?

Yo he estado muchos años en Euskadi haciendo un periodismo muy comprometido, porque no he estado siempre en deportes. Vengo de ser jefe de informativos en Euskadi, director de contenidos en momentos en los que había atentados cada dos días. Si en aquel momento no hubo un periodismo de trincheras, ¿tú crees sinceramente que el fútbol, que el deporte, merece un periodismo de trincheras? Yo creo que no. A mi que no me busquen ahí, que no me van a encontrar. Yo vengo a hacer información deportiva, a pasármelo bien, a conseguir que los oyentes que están en la Cadena Ser se lo pasen muy bien y, si es posible, aumentar el número de oyentes de Carrusel Deportivo que, dicho sea de paso, está bastante complicado.

Dos millones de oyentes tenía el anterior Carrusel. ¿Temes que esto no continúe así? Lo que no me puedes negar, por muy buenas palabras que le pongamos, es que el desembarco de aquí a allá algo de ‘pupa’ le ha hecho a la Ser.

No lo sé, sinceramente. Yo no contemplo ninguna bajada de audiencia, contemplo que crezcamos y si no, no hubiera venido. Si no fuera así, me voy a mi casa y me quedo más ancho que alto y, como dice un amigo, “me fumo un puro”, cosa que no he hecho en mi vida. Yo vengo a hacer un producto, a pasármelo muy bien, a informar, a hacer que Carrusel Deportivo siga brillando. Hay que recordar una cosa muy importante. Carrusel Deportivo nació hace 56 años y han pasado gente como Vicente Marco, como Prat, como Joaquín Durán, como Antonio Martín Valbuena, como Paco González, como Ramón Gabilondo… ¡Han pasado tantos y tan buenos! Lo que no me gustaría ser es el primero que lo rompe.

Esto será, los primeros días, como el anterior Carrusel y poco a poco conseguiréis afianzarlo con tu voz y con la de Ortega, pero en los primeros días quizá os noté poco cariñosos con Paco González y, sobre todo, con Pepe Domingo Castaño.

No te acepto eso y lo digo sinceramente. Buena parte de los medios de este país están empeñados en buscar una quiebra y un lío, y yo no tengo ningún problema ni con Paco ni con Pepe. Con Pepe además me he estado mandando mensajes este verano y me reconoció que me considera una buena persona y yo también a él. Es un grandísimo profesional. Con Paco… él fue el becario del año 87 y yo el del 88 aquí en la Cadena Ser, y no sólo no he tenido ningún problema con él, sino que hemos mantenido una excelente relación durante muchos años. Tampoco te oculto una cosa: en todo el verano no hemos hablado, pero es que seguramente no debíamos hacerlo porque estábamos en otra cosa. Él en su proyecto, yo en el mío. De verdad que le deseo toda la suerte, pero me deseo mucha más a mí y a Carrusel Deportivo.

Hay una pata del trípode que está colgando: Pepe Domingo Castaño, Paco González y luego está Manolo Lama. ¿Lama en qué equipo va a jugar?

Me sorprende mucho que me hagáis esta pregunta por una razón: Manolo Lama tiene contrato con la Cadena Ser. Contrato en vigor y, además, por tiempo. A partir de ahí, quien tenga las dudas y quien anuncie saltos, tendrá que explicarlo. Yo no tengo nada que decir ahí, pero una cosa sí quiero decir: Manolo Lama es un grandísimo profesional, uno de los mejores narradores si no el mejor narrador de fútbol de este país, y estoy encantado de contar en Carrusel Deportivo con Manolo Lama.  Ojalá sea en este y en los próximos años, pero si él en una decisión profesional, bueno, mejor dicho personal, decide irse a otro lado, cuando suceda, es una decisión de Manolo Lama. Ahora bien, quiero dejar una cosa muy clara: el proyecto profesional de la cadena Ser y de Carrusel Deportivo que no tiene -esto va a sonar a ‘bilbainada’- comparación.

¿Se han “vuelto locos” los de la cadena Cope con los sueldos?

En ese barro no voy a entrar, pero sí digo una cosa que vengo diciendo estos últimos días. Tengo buenos amigos que trabajan ahí, y me pongo en su piel. Pienso en ese trabajador que tiene un ERE y que a lo mejor le han obligado a irse, además del mes de vacaciones, otro mes más porque tiene ese ERE y le han reducido un 15% su salario y me hago preguntas.

Manda un consejo para que los que nos están viendo.

Sólo voy a dar uno: este es un proyecto profesional, lo hacemos con todo el cariño del mundo en la mejor radio de este país sin duda y en la radio líder, y lo único que os pido es que o bien sigáis, o bien probéis. Si no os gusta, de verdad, no escuchéis; si os gusta, quedaos y yo estaré encantado.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba