Archivo
23 de octubre de 2018 23/10/18

Opinión

Opinión

El papelón de los chavales del Deportivo Fabril


  • 10 de mayo
    de 2018
  • Paco Navacerrada

Se lo han ganado en el campo. Han luchado toda la temporada por conseguir el objetivo. A falta de una jornada para terminar la liga regular, el Deportivo Fabril es segundo, a un punto del líder del Grupo I de Segunda División B, pero si mejora el resultado del Rayo Majadahonda este próximo domingo será campeón. Diez duros meses de competición que habrán merecido la pena. O no.

El Real Club Deportivo de La Coruña consumó, a falta de tres jornadas, su descenso a Segunda División. Una mala noticia, sin duda, para los intereses de los chavales del Deportivo Fabril. Este equipo que juega en Segunda División B no podrá ascender de categoría, porque su club nodriza jugará la temporada próxima en la categoría de plata del fútbol español. Y aquí es donde se produce el dilema: ¿debe el Deportivo Fabril jugar el play off de ascenso a Segunda División, cuando el Deportivo de La Coruña ya es equipo de esa categoría y, por lo tanto, al Deportivo Fabril no le va a ser posible ascender?

Son unos cuantos los equipos que han elevado su queja a la Federación Española de Fútbol esperando que este organismo impida al Deportivo Fabril jugar el play off de ascenso. “Si no puede ascender, para qué va a jugar”, es el argumento de algunos. Pero el Fabril se ha ganado ese derecho a jugar esas eliminatorias. Y se lo ha ganado en el campo. Ahora, otros equipos quieren quitarle ese derecho en los despachos.

No debería ser nadie más que el propio Deportivo Fabril el que decidiese si jugar o no el play off. A falta de una jornada para finalizar la liga regular, Majadahonda, Deportivo Fabril y Fuenlabrada tienen plaza para jugar el play off. Otros tres equipos -Rápido de Bouzas, Celta B y Navalcarnero- se jugarán en la última jornada el último puesto que da acceso a las eliminatorias. Dicen las malas lenguas que el Fabril jugará sí o sí para evitar que juegue el quinto clasificado. En esa posición está ahora mismo el Celta B.

Algo similar ocurre en el Grupo II, en donde el Sporting B es segundo. Si el domingo mejora lo que haga el Mirandés, sería campeón. En Segunda División B, los cuatro campeones se cruzan en una eliminatoria en la que el que gane asciende a Segunda División de forma directa. Se puede dar la circunstancia que el azar empareje a Deportivo Fabril y Sporting B. Ahí tenemos el caso de que el Deportivo, nodriza del Fabril, ya es equipo de Segunda División, mientras que el Sporting, nodriza del Sporting B, aún permanece en Segunda División, con muchas opciones para ascender, pero todavía no lo ha hecho.

Y si nos ponemos en el peor de los escenarios: esa eliminatoria la gana el Sporting B, pero al final no sube el Sporting a Primera División. Su rival tampoco podría ascender. Entonces, ¿qué equipo ascendería? ¿uno derrotado? ¿Subirían directamente los otros dos campeones? Sería lo más lógico.

Esperaremos acontecimientos. Pero, por el momento, los chavales del Deportivo Fabril tienen un papelón importante. Y son ellos los que deben decidir si juegan o no. Que no dejen que nadie decida por ellos.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba