SPORTYOU

Archivo
22 de noviembre de 2019 22/11/19

Fútbol

El nuevo puzzle de Ancelotti

El entrenador del Madrid, obligado a recomponer el equipo con las salidas y fichajes El nuevo puzzle de Ancelotti Las salidas de Xabi Alonso y de Di María le están complicando la vida al entrenador del Real Madrid. Diego López tampoco le hizo feliz con su marcha y la venta de Álvaro Morata le deja […]


2 de septiembre de 2014 - Sportyou

El entrenador del Madrid, obligado a recomponer el equipo con las salidas y fichajes

El nuevo puzzle de Ancelotti


Las salidas de Xabi Alonso y de Di María le están complicando la vida al entrenador del Real Madrid. Diego López tampoco le hizo feliz con su marcha y la venta de Álvaro Morata le deja huérfano de sustituto para Benzema. Preocupándole al entrenador las salidas no deseadas, las nuevas incorporaciones no le hacen las cosas más sencillas ni claras al bueno de Carlo Ancelotti. Hombre de empresa, que sabe como funciona este negocio del fútbol, no termina de entender algunas decisiones del club aunque las acate. Sabe dónde está y que es un hombre de paso como tantos otros que entrenaron al Real Madrid, pero no llega a comprender que ni uno solo de sus consejos hayan sido oídos.

Kroos, James, Navas y ahora Chicharito no mejoran lo que tenía el Real Madrid que fue Campeón de la Champions en Lisboa. La temporada anterior al equipo le costó arrancar y entender lo que quería y cómo le gustaba al italiano que jugaran sus jugadores. Incluso los disgustados por no ser indiscutibles en las alineaciones, sabían que el mister contaría con ellos porque cada uno, desde el césped o desde el banquillo, iban a tener su rol.

Ahora el equipo, salvo en Cardiff, vuelve al pasado. Al inicio de la campaña 2013/14. Tanto en la Supercopa de España como en los dos encuentros de Liga, Ancelotti ha variado el sistema porque no termina de ver las cosas claras. Ninguno de los nuevos puede suplir las funciones de Xabi Alonso o de Di María. El guipuzcoano era el jefe del medio campo, ahora de momento, nadie tiene esos galones. La función de Di María como “revolucionario” tampoco encuentra semejanza en ninguno de los que ahora tiene. Y lo que él había aconsejado que se trajera, no fue escuchado ni por el director general y por supuesto tampoco por el presidente que ni con los malos resultados le ha hecho caso.

Lo que se debía haber tenido claro para el inicio de la Liga ha tenido que probarlo ahora. Frente al Córdoba con Casillas en la portería jugó con un 4-3-3 y contra la Real Sociedad con un 4-4-2. No estaban ya ni Di María ni Xabi Alonso. En el Bernabéu el Real Madrid las pasó canutas y en San Sebastián salieron vapuleados y humillados. Ni primero con los tres del Bernabéu, James, Kroos y Modric las cosas no funcionaron y decidió jugar con cuatro en Anoeta. Isco fue el elegido y quizás el más destacado dentro del desastre general. Con la marcha de Alonso al alemán Kroos le toca asumir un papel, para el que no fue fichado y que le cuesta rendir como en el es habitual.

Sin valorar la “decisión del club” en la salida del portero Diego López, a Ancelotti y su preparador de porteros, también se les hace extraño la venta del que señalaron como “su” portero y que han visto salir sin su aprobación, pero como hombres de empresa lo asumen aunque no lo compartan. El míster “aconsejo” el fichaje de Destra para suplir la falta de gol en las ausencias de Cristiano Ronaldo. Pues no, le traen a Chicharito. Intentó que “la dirección deportiva” del Real Madrid fichara a Verrati para defender el medio campo blanco después de la salida de Xabi Alonso. Tampoco le habrán oído al entrenador a sabiendas que “acata” los deseos de la empresa que le paga, aunque él haya tenido algún mérito en la conquista de “La Décima”.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba