SPORTYOU

Archivo
16 de septiembre de 2021 16/09/21

Opinión

Opinión

El nuevo orden del fútbol mundial


  • 17 de febrero
    de 2021
  • Iñaki Cano

El cielo del fútbol en España se iluminó a base de destellos de norte a sur. El martes en Barcelona y el miércoles en Sevilla. Dejaron entrar al PSG y al Borussia Dortmund en tiempos de auroras boreales que deslumbraron y cegaron con sus resplandores a los visionarios más incrédulos del universo. Mbappé desde la Ciudad de la Luz y Haaland, el noruego, han cegado los sueños e ilusiones de Barça y Sevilla con sus resplandores.

Después de ver lo que sucedió en el Camp Nou y de lo que hemos podido ver en el Sánchez Pizjuán, el nuevo orden mundial del fútbol, hoy y en el futuro, no está ya en las botas de Leo Messi ni en las de Cristiano Ronaldo. El fútbol internacional está en las galopadas y en los goles de dos ‘peloteros’ que apuntaban maneras pero que en Barcelona y en Sevilla dejaron al mundo con la boca abierta y restregándose los ojos, iluminados por sus destellos.

Kyllian Mbappé dio un recital en el Camp Nou. No lo hizo contra el Barrio del Pilar, no. Demostró quién es y quién será, ante todo un FC Barcelona, en el jardín del rey Messi. La lluvia de su aurora boreal, cayo sobre el césped de Leo después de iluminar el cielo de la Ciudad Condal eclipsando el brillo argentino para envidia del astro de las dos últimas décadas. El francés mostró al universo que no es comparsa de ninguna estrella. Mbappé es el galáctico y los demás, si pueden y quieren, que le acompañen en su resplandor, pero la única estrella del firmamento en el día de mañana tiene ya nombre y es Kylian Mbappé.

La otra gran estrella del fútbol mundial que brilla ahora y que lo hará también en el futuro con sus goles, viene del cielo noruego. A Erling Haaland sólo le bastaron un par de ráfagas para iluminar la Giralda, el Guadalquivir y la Torre del Oro y para eclipsar el brillo del barrio de Nervión cuando juega el Sevilla FC. Haaland, estará después de la demostración en la boca de todos los grandes que quieren iluminar el mundo futbolístico del futuro, resultado aparte, pase o no el Sevilla FC a la siguiente ronda de la Champions League.

Los dos galácticos del futbol mundial han deslumbrado a los que no terminaban de creer en su luz. Mbappé y Haaland son el faro que iluminarán el mañana. Lo harán con mucha más intensidad que los demás aspirantes a estrellas mundiales. Si las lesiones se lo permiten, es ley de vida, los nuevos referentes son ellos dos y si algún rico que consigue juntarles en un mismo equipo, que los demás apaguen la luz porque la luz sólo brillará bajo los cielos de Kylian y de Erling.

Volver arriba