SPORTYOU

Archivo
20 de enero de 2020 20/01/20

General

El Manchester United sigue siendo el rey

El Manchester United volvió a demostrar su jerarquía en Inglaterra. Con 0-2 al descanso, sin hacer gran cosa, su vecino tenía una gran oportunidad para mandar un aviso a su eterno rival antes del inicio de la Premier. Ferguson hizo tres cambios al descanso, ninguno de ellos ofensivo. Pero su equipo, liderado por Nani, dio […]


7 de agosto de 2011 José Mendoza - Sportyou

El Manchester United volvió a demostrar su jerarquía en Inglaterra. Con 0-2 al descanso, sin hacer gran cosa, su vecino tenía una gran oportunidad para mandar un aviso a su eterno rival antes del inicio de la Premier. Ferguson hizo tres cambios al descanso, ninguno de ellos ofensivo. Pero su equipo, liderado por Nani, dio un paso adelante y remontó. El City no paró de recular ni Mancini reaccionar.

El City sacó su versión ofensiva, con Touré de mediocentro, y con Silva, Milner y Balotelli por detrás de Dzeko. El United llevaba la iniciativa, pero sólo generó peligro en jugadas a balón parado. Mientras, el City se encomendaba a Silva, cuyas apariciones constituían su único argumento ofensivo. En la primera Milner no encontró portería, pero en la segunda, una falta lateral ejecutada a la perfección, Lescott se anticipó a todos y cabeceó a la red. Poco después, un disparo lejano y sin oposición de Dzeko se convirtió en el segundo. El bosnio remató con violencia, pero De Gea, que tenía buena visibilidad, reaccionó tarde.

Con ese ínfimo bagaje ofensivo llegaba el City con ventaja al descanso. Ferguson, en un ejercicio de autoridad, señaló a los culpables en el descanso. Los veteranos Vidic, Ferdinand y Carrick dejaron su sitio a los jóvenes Evans, Phil Jones y Cleverley. Un triple cambio al alcance de muy pocos entrenadores y un mensaje claro a su indiscutible pareja de centrales en el último lustro: “Poneros las pilas, que este año tenéis más competencia”.

El United no notó la ausencia de sus mariscales y acortó distancias nada más reanudarse el encuentro. Young puso en el corazón del área una falta lateral y Smalling, al que Dzeko no siguió, remató a la red. El United se lanzó entonces a por su rival como un león a por su presa. Fueron los mejores minutos de los ‘red devils’ ante un City que no paró de recular. El empate fue una obra de arte colectiva, uno de los mejores goles en jugada de combinación de la historia. Rooney, Cleverley, Welbeck, Rooney, Nani, otra vez Rooney, Cleverley, Nani y gol. Todos los toques en el borde del área, algunos al primer toque. La culminación de la jugada fue apoteósica. Rooney la dejó de tacón, Cleverley tocó con la puntera al espacio y Nani definió con un toque sutil por encima de Hart.

La reacción de Mancini fue la de meter a Barry por Balotelli. En esas dos acciones se resume el partido, decantado por la ambición del United y el conservadurismo de Mancini, que no hizo debutar a Agüero. El United mareaba al City, pero no encontraba espacios en la poblada defensa rival, que apenas salía de su campo. Adam Johnson tuvo la única oportunidad ‘citizen’ en la segunda parte, pero se topó con la fenomenal reacción de De Gea. La mejor del United la tuvo Nani tras una enorme internada de Smalling. Cuando Wembley se preparaba para los penaltis llegó el gol definitivo. Rooney despejó un córner en contra, Clichy no atacó la pelota y Kompany se confió ante la presencia de Nani. El portugués le arrebató el balón y corrió, desde el centro del campo, para citarse con Hart. Sin titubear le regateó y definió a puerta vacía. Un gol que premia la ambición del United y castiga a Mancini. Por muchos millones que gaste el City, el United sigue siendo el rey de Inglaterra.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba