Archivo
19 de septiembre de 2018 19/09/18

General

El Madrid tiene la mente sucia

A los pocos días de aterrizar en Barajas, Marko Jaric jugó casi 42 de los 45 minutos que duró el partido que el Real Madrid perdió ante el Asefa Estudiantes (82-80). El debutante serbio fue el jugador de ambos equipos que más minutos acumuló sobre el parqué. Ettore Messina, cuestionado por los periodistas tras el […]


29 de diciembre de 2009 - Sportyou

A los pocos días de aterrizar en Barajas, Marko Jaric jugó casi 42 de los 45 minutos que duró el partido que el Real Madrid perdió ante el Asefa Estudiantes (82-80). El debutante serbio fue el jugador de ambos equipos que más minutos acumuló sobre el parqué. Ettore Messina, cuestionado por los periodistas tras el partido, explico por qué: “Acaba de llegar y tiene la mente limpia”. Minutos después, en la misma sala de prensa, los mismos periodistas preguntaron a Luis Casimiro por qué, al contrario que su colega madridista, había concedido tan poco tiempo (9 minutos) al otro debutante de la tarde, Chris Lofton: “Acaba de llegar y aún está perdido. Ayer expliqué nuestros esquemas y los del Madrid y no sé con cuál de ellos se habrá quedado”.

La inusual situación de Jaric resume de forma nítida el momento del Real Madrid. Y no precisamente por su mala actuación, ya que fue junto a Louis Bullock el mejor jugador de los blancos (12 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias). Utilizado por Messina como alero, su omnipresencia devolvió al fondo del banquillo a Dasic, titular dos días antes ante el Regal Barça, y puso de manifiesto las dudas, por no decir la desconfianza, del técnico italiano en una parte de su plantilla.

El Real Madrid salió al Telefónica Madrid Arena empeñado en prolongar la triste imagen ofrecida ante el Barcelona. Casi cinco minutos tardó en conseguir su primera canasta, gracias, cómo no, a un triple de Bullock. Un enchufadísimo Carlos Suárez (9 puntos y 3 rebotes en el primer cuarto; 26 y 11 al final) permitió tomar la delantera a Estudiantes, que sin embargo no supo aprovechar los reiterados errores de su rival en el lanzamiento exterior. Con Felipe Reyes lesionado, parece que los pívots blancos sufren alergia a la pintura. Tuvieron que ser Bullock y Prigioni, con sendos triples, quienes apretaran el marcador (27-26), pero Jasen y Clark, también desde 6,25, volvieron a lanzar al Estu antes del descanso (41-33).

En la segunda parte, el Madrid siguió fiándolo todo a su puntería. La táctica no le sirvió para limar un solo punto, y se presentó en el último cuarto ocho abajo. A Estudiantes le entró el vértigo: más de cinco minutos tardó en anotar, y dio vida a un rival en el que, al fin, un hombre alto se animó a tratar de hacer daño cerca del aro: Velickovic. Con Jaric creciendo en el juego, el Madrid volvió a ponerse por delante muchos minutos después (58-60). En el Estudiantes todo eran malos tiros de Oliver y penetraciones fallidas. El Madrid tenía el partido en su mano, o eso parecía. Una discutida falta en ataque de Suárez mandó a Jaric a la línea de tiros libres. No le tembló el pulso, y tampoco a Lavrinovic instantes después. Cuando el Madrid tocaba ya el triunfo, Jasen se jugó un triple desde su casa y, a falta de un segundo, metió a su equipo en la prórroga (69-69).

El tiempo extra fue un resumen de los 40 minutos anteriores. El Estu cogió ventaja (76-71), el Madrid se adelantó cuando acertó con los triples (78-80) y decidió un lanzamiento final salvador, esta vez de Daniel Clark.

ACB.com | Estadísticas completas

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba