SPORTYOU

Archivo
21 de agosto de 2019 21/08/19

General

El Madrid encuentra la regularidad

El terremoto ya ha pasado. Vuelve la estabilidad al Real Madrid, al menos de momento. Después del cisma de Sevilla ha encadenado tres victorias seguidas y si el Ajax no da la campanada aterrizarán con cuatro en el Camp Nou. Lo suficiente para encarar con confianza lo que es casi un órdago por la Liga […]


30 de septiembre de 2012 José Mendoza - Sportyou

El terremoto ya ha pasado. Vuelve la estabilidad al Real Madrid, al menos de momento. Después del cisma de Sevilla ha encadenado tres victorias seguidas y si el Ajax no da la campanada aterrizarán con cuatro en el Camp Nou. Lo suficiente para encarar con confianza lo que es casi un órdago por la Liga BBVA. No fue rival el Deportivo, derrotado por un Real Madrid poderoso y que no se inmutó pese al adelanto de Riki. Se vio a una gran versión de los hombres de Mourinho, con todas las luces encendidas, con Özil enchufado, Di María eléctrico, Cristiano goleador, y Khedira y Modric mandando en el centro del campo. Todo funcionó.

Tampoco inquietó al Real Madrid la ausencia por rotaciones de Xabi Alonso, y mucho menos la de Arbeloa, pues Sergio Ramos no se olvidó de jugar de lateral derecho y Varane estuvo inmaculado junto a Pepe. Oltra sentó a Valerón para formar con tres mediocentros. Sorprende que ninguno de ellos ayudara a los laterales, los elementos más débiles de la zaga, vendidos siempre en el uno contra uno. Solo Abel Aguilar dio la talla en el centro del campo visitante. El colombiano inició la jugada del tanto de Riki, que recortó a Varane y metió la puntera ante Casillas. Poco queda de aquel delantero negado ante la portería. Tuvo una, él y todo el Deportivo, y para dentro.

Decidió entonces el Real Madrid explotar las bandas, sobre todo la de Manuel Pablo. Di María le maltrató y por ahí comenzó la remontada. Primero el canario le derribó justo sobre la línea del área y Cristiano no falló la pena máxima. Luego Modric encontró un solar en su espalda y Di María acertó a la segunda favorecido por la empanada de Zé Castro, lo que le faltaba a Aranzubía para desesperarse. Estaba lanzado el Real Madrid. Khedira mandaba en el centro del campo, Modric y Özil tejían, y Cristiano y Dí María driblaban. Faltó la aportación de Higuaín, que no encontró su oportunidad. Antes del descanso la superioridad en el juego se vio reflejada en el marcador cuando un rechace de Aranzubía a disparo de Sergio Ramos lo cabeceó a la red Cristiano.

Reconciliados por completo el Bernabéu y el equipo, la segunda parte fue un trámite. El Deportivo se entregó y el Real Madrid firmó la goleada dejándose llevar. Pepe le comió la tostada a Zé Castro para hacer el cuarto de cabeza, y al final Kaká, que tuvo sus primeros minutos de la temporada en partido oficial, también puso su granito de arena forzando el penalti de Evaldo. Cristiano tampoco perdonó, iguala en goles a Messi y hasta sonrió, que es noticia. La normalidad se vuelve a instalar en el Real Madrid.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba