SPORTYOU

Archivo
3 de julio de 2020 3/07/20

General

El Madrid arrolla al Mallorca en cuanto se enchufa

El Real Madrid mostró ante el Mallorca lo peor y lo mejor de su repertorio. Con un vendaval tras el descanso, el equipo de José Mourinho enderezó en un suspiro todo lo que había ido torciendo durante el primero. En el minuto 42, Hutton conectó un cabezazo y no hizo falta que acabara en la red para […]


16 de marzo de 2013 Bruno Cabras - Sportyou

Real Madrid - Real Mallorca

El Real Madrid mostró ante el Mallorca lo peor y lo mejor de su repertorio. Con un vendaval tras el descanso, el equipo de José Mourinho enderezó en un suspiro todo lo que había ido torciendo durante el primero.

En el minuto 42, Hutton conectó un cabezazo y no hizo falta que acabara en la red para que el Bernabéu expresara su impaciencia. Los silbidos no respondían tanto al 1-2 que en ese momento ocupaba el marcador como a las sensaciones transmitidas por su equipo, incapaz de abrir la defensa balear y muy blando en defensa. De esto último dieron fe los tantos de NsueAlfaro, ambos de cabeza y el segundo, además, a balón parado.

Entre un testarazo y otro, Higuaín había tenido ocasión de rehacer el empate durante unos minutos. Su remate a gol, sencillo, fue lo menos llamativo de una jugada en la que Pepe participó como un delantero centro, llegando al área y abriendo al ‘Pipita’ tras un gran pase de Modric. El croata desgarró a la defensa con un pase al espacio y en la segunda parte dejó una nueva acción espectacular. Apenas diez días después de su golazo en Old Trafford, colocó en la escuadra un balón suelto que pilló al público reclamando penalti sobre Coentrao.

El gol de Modric sentenció el partido y cerró el huracán del Madrid. Apostó Mourinho para la segunda parte por BenzemaÖzil en lugar de Arbeloa y Morata, pero el mayor cambio fue anímico y de actitud. Empató Cristiano Ronaldo, ofuscado hasta entonces, con un cabezazo soberbio en el que se anticipó a su par y cruzó al segundo palo. Puso al Madrid por delante de nuevo Higuaín, que de nuevo embocó sin apenas oposición, esta vez a pase de Özil. El argentino pudo marcar un ‘hat trick’, pero no fe egoísta y regaló el quinto de la noche. Esta vez fue Benzema, inédito hasta ese momento, quien sólo tuvo que empujar.

Volver arriba