SPORTYOU

Archivo
22 de noviembre de 2019 22/11/19

Chelsea

El ‘lastre’ del Chelsea se paga caro

Chelsea

El fichaje de Nathan Aké por el Bournemouth es solo la última prueba del buen hacer del Chelsea en materia de transferencias este año. Antes incluso de que abriera el mercado este 1 de julio, el club ‘blue’ ha sacado cerca de 150 millones de euros por jugadores de poco peso en los planes de […]


30 de junio de 2017 - Sportyou


El fichaje de Nathan Aké por el Bournemouth es solo la última prueba del buen hacer del Chelsea en materia de transferencias este año. Antes incluso de que abriera el mercado este 1 de julio, el club ‘blue’ ha sacado cerca de 150 millones de euros por jugadores de poco peso en los planes de Antonio Conte e incluso en algunos casos, de algunos futbolistas que ni siquiera han llegado a debutar con el primer equipo.

El caso de Nathan Aké es una buena muestra, aunque también algo curioso. Pasó la primera mitad de la temporada cedido en el Bournemouth hasta que Antonio Conte pidió su regreso en el mercado de invierno. Sin embargo, apenas gozó de oportunidades en ese tramo de campaña en Stamford Bridge y ahora vuelve al Vitality Stadium como el fichaje más caro de la historia de los ‘Cherries’. Considerado una de las grandes promesas de la cantera del Chelsea, nunca llegó a asentarse en el primer equipo, y Eddie Howe había pedido su regreso tras haber quedado muy contento con el rendimiento que ofreció mientras estuvo bajo sus órdenes.

Todo empezó en enero, con la salida de Oscar al Shanghai SIPG de la Superliga China. El brasileño, que sí había sido importante en el Chelsea en anteriores temporadas, apenas había disputado cinco partidos ligueros como titular con Antonio Conte y el club ingresó la friolera de 60 millones de euros. Días después de cerrarse esta operación, Patrick Bamford ponía rumbo al Middlesbrough por 12 millones. Después de seis cesiones en cinco años, el delantero de 23 años asumió que su sitio estaba lejos de Stamford Bridge.

Ya con el título de la Premier League en el bolsillo, llegaron más salidas. Asmir Begovic, ‘condenado’ a la suplencia a la sombra de Thibaut Courtois, volverá a compartir vestuario con Nathan Aké después de que el Bournemouth pagar 11,5 millones por él. Tras proclamarse campeona de la Serie A, una cláusula en el contrato de cesión de Juan Guillermo Cuadrado obligó a la Juventus a ejecutar su compra, cerrada en 20 millones. El colombiano es el único negocio que no le ha salido bien al Chelsea, pues se pagaron 35 millones por él hace tres años, apenas ha jugado como ‘blue’ y se va por la puerta de atrás por menos de lo que costó.

Bertrand Traoré, otro joven de proyección con varias cesiones a sus espaldas que no ha tenido minutos en el Chelsea, se marcha la próxima temporada al Olympique de Lyon por 10 millones tras una gran campaña en el Ajax de Amsterdam. Por otro lado está el caso de Christian Atsu, el ‘eterno cedido’. Lleva en el club desde 2013 y no ha llegado a debutar. La última de sus aventuras ha sido en el Newcastle, que ha pagado 7 millones para quedarse con él la próxima temporada en la Premier League.

Mención aparte merece Dominic Solanke. El brillante Balón de Oro del Mundial Sub20 ganado por Inglaterra hace unas semanas rechazó la oferta para renovar con el Chelsea y se fue al Liverpool, que tendrá que pagar unos 3 millones de euros en concepto de gastos por formación.

Cierto es que también se han ido gratis jugadores como John Terry, Branislav Ivanovic y John Obi Mikel, pero la gestión del Chelsea en el capítulo de salidas ha sido prácticamente perfecta este año.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba