Archivo
20 de mayo de 2019 20/05/19

Opinión

Opinión

El humo que vende Simeone


  • 12 de marzo
    de 2019
  • Iñaki Cano

Al Atlético de Madrid le han pintado la cara el día que menos deberían habérsela marcado. Los pupilos de Simeone no se han enterado de que iba la vaina de la eliminatoria. El Cholo Simeone que en el Metropolitano se agarró los genitales para mostrar como se jugaba al fútbol con ellos bien puestos, en Turín se los dejó en algún lugar del estadio para beneficio de la Juventus.

Diego Pablo Simeone, que al frente del Atlético de Madrid ha ganado muchos títulos, también ha perdido grandes oportunidades para definitivamente hacerse muy grande. No sólo pagando a Griezmann el pastizal que le abona cada temporada o el dineral que cobrará él mismo por perder otra oportunidad de ganar una Champions pese a hacerles creer a sus socios que podían. Antoine en Turín demostró que supo buscarse el sueldazo de su vida pero que mientras Cristiano y Messi se sientan en las mesas que les apetezca, él no puede ni acercarse al salón del restaurante donde comen esos dos.

Simeone se ha achicado como entrenador rojiblanco en las grandes citas. Es cierto que algunos se quejarán de arbitrajes y de malas suertes, pero también deberían fijarse en el final del cuento que lleva narrándoles el ídolo que dicen que ha cambiado la historia del Atlético de Madrid. Lisboa y Milán aun lloran la desilusión de una afición decepcionada por unos timoratos dirigidos por un embaucador que a base de aspavientos hizo creerse a los suyos que su discurso era el perfecto. Además de perder dos finales, lleva dos temporadas seguidas gastándose lo que no está en los escritos para no acercarse al vecino.

Es verdad que parece que ha cambiado al club, pero a Simeone hay que felicitarle por LaLiga, por la Copa, por las UEFAS y por las Supercopas, pero también habrá que echarle en cara sus miedos porque a los grandes se les gana atacándoles, mordiéndoles si es preciso, yendo a por ellos y no encogiéndose y esperándoles escondido detrás de la cortina de humo que vende Diego Pablo Simeone.

La auténtica realidad es que de este desastre el responsable es el entrenador que no supo transmitir grandeza a sus jugadores ni transformarles en gigantes después de haberles reducido antes con su charla conservadora en jugadores menores. Los atléticos más veteranos a los que el humo que les vende ‘El Cholo’ no les ciega ven en el horizonte de nuevo y como en los viejos tiempos al más feo de los feos apodos de su equipo. Temen viendo los últimos fracasos como está regresando ‘El Pupas’.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba