SPORTYOU

Archivo
24 de agosto de 2019 24/08/19

Opinión

Opinión

El helado de Kimi


  • 05 de abril
    de 2009
  • Ojo al Dato

Ese helado de chocolate que devoraba Räikkönen al final de la carrera es el justo premio y resumen para esta carrera de Malasia. Una carrera que refleja lo que ahora mismo es la Fórmula 1: es el circo del desmadre, del ‘yo-voy-por-donde-me-apetece’, de la desunión. La FOM pone carreras casi entre dos luces para perjudicar a los pilotos y beneficiar al negocio: Europa es la madre consumidora y madrugar en domingo no ayuda. Se toma la decisión de parar la carrera más tarde de lo aconsejable para generar caos. Se para a los monoplazas en la parrilla de salida bajo el aguacero y se mantiene esa situación durante 42 minutos para llenar programación televisiva y no perjudicar el negocio. Entretanto, los pilotos fuera de los puntos, caso de Alonso, dicen que no quieren correr. En cambio, los pilotos en los puntos sí quieren correr. Y mientras, ¿dónde estaba Kimi? Comiéndose un helado, enfundado en sus bermudas, ya sequito como un bebé sin haberse terminado la carrera. Kimi es la gota que colma el vaso de Ecclestone. Bernie quiere expectación porque es rentable. Ya la tiene. Los espectadores, charla y tertulia garantizada. Y Kimi su helado. Así que, todos felices.

A nivel deportivo se consolidan Brawn GP y el nuevo orden mundial. Tres hurras para Toyota por dejarse guiar por su piloto Glock. Su feeling era de neumáticos intermedios y gracias a eso fue capaz de rodar en 1:53 mientras los demás, lo hacían en 2:01. Esa fue la base de su podium. ¿Nadie estaba viendo los monitores con los tiempos de carrera? Bravo. Lo mismo que BMW y Heidfeld, que con carreras revueltas siempre es capaz de aparecer en el podium (baste recordar Spa 2008). Alonso hizo una salida como la que pronosticábamos pero su R29 no da para más. El KERS no da para más y encima en competencia directa con el Red Bull Renault palmó en un adelantamiento de libro con Webber. Y sí, Fernando cometió un error, se salió de pista mientras otros no. Si Alonso quiere ir a Ferrari que vaya tomando nota de ciertas cosas como las decisiones durante este Gran Premio: Ayer fue Massa y hoy Räikkönen con la ridícula elección de neumáticos extremos. Lo dicho, ‘un toque de Domenicali’ en medio de la carrera del ‘coma-cinco’ porque ahora para crear más lío hasta vamos a tener decimales en los puntos. Tela.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba