SPORTYOU

Archivo
21 de julio de 2019 21/07/19

General

El Granada reincide con los penaltis

Dani Benítez falló dos penaltis en semifinales. Llegó la final del playoff, el Granada volvió a afrontar esa suerte, en el tiempo de descuento, y Abel Gómez cogió el balón. El talentoso mediocentro se topó con Jaime, pero Pino Zamorano, que no sabe pasar desapercibido, le dio una segunda oportunidad. Abel, valiente, volvió a tirarlo… […]


15 de junio de 2011 - Sportyou

Dani Benítez falló dos penaltis en semifinales. Llegó la final del playoff, el Granada volvió a afrontar esa suerte, en el tiempo de descuento, y Abel Gómez cogió el balón. El talentoso mediocentro se topó con Jaime, pero Pino Zamorano, que no sabe pasar desapercibido, le dio una segunda oportunidad. Abel, valiente, volvió a tirarlo… y a fallarlo. Jaime se tiró al lado contrario y despejó la pelota. La maldición de los penaltis lastró al Granada, que mereció visitar el Martínez Valero con ventaja. El equipo de Fabri fue tremendamente superior, sobre todo en la segunda mitad, en la que, además del capítulo de los penaltis, se topó dos veces con los postes y le anularon de forma errónea un gol anulado.

Acciari fue la única novedad en las alineaciones de ambos equipos con respecto al fin de semana. El veterano mediocentro entró para fortalecer el centro del campo del Elche en detrimento de Kike Mateo. El objetivo de Bordalás se cumplió en la primera parte, en la que predominó el juego lento y subterráneo que beneficiaba a los visitantes. Ante la ausencia de llegadas por juego elaborado primaron los disparos lejanos. Ighalo y Collantes lo probaron en los cinco primeros minutos, mientras que Mantecón y Cristóbal contestaron en la otra portería, pero sin demasiado peligro.

El Granada llevaba la iniciativa, pero le costaba crear peligro. Cuando tenían oportunidad para correr, Dani Benítez, Collantes y Orellana sí hacían daño, sobre todo el mallorquín, que tuvo la ocasión más clara antes del descanso en un contragolpe, pero Jaime estaba bien colocado. En la jugada posterior respondió el Elche. Xumetra se plantó ante Roberto, pero disparó sin fuerza.

En la reanudación, el Granada fue un vendaval. Excepto en un disparo lejano de Cristóbal que rozó el poste y un disparo lejano desde fuera del área de Albácar, el Elche no pisó área rival y todas las ocasiones fueron locales: un cabezazo cruzado de Orellana, un centro cerrado de Dani Benítez, un disparo al poste del esperado Geijo tras un gran pase de Abel y un trallazo al larguero del propio Abel con el consiguiente gol mal anulado a Collantes fueron las aproximaciones locales hasta el momento fatídico para Abel, y la gloria para Jaime.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba