SPORTYOU

Archivo
31 de marzo de 2020 31/03/20

Opinión

Opinión

El experimento Benítez


  • 24 de noviembre
    de 2012
  • Sergio Cortina

Rafa Benítez, entrenador del Chelsea

De todas las tramas futboleras que se han sucedido durante la semana, incluidas el ‘placa placa’ de Mourinho a la UEFA, la rajada doméstica de Fernando Llorente o lo de Luiz Adriano manchando la pelota, me quedo con el aterrizaje de Rafa Benítez en el Chelsea. Cómo será el asunto de sorprendente que hasta Mourinho y Maicon echaron unas risas con la operación después de jugarse las castañas en el duelo de Manchester. “¿Seguro?”, le preguntaba el luso al brasileño, sin dar crédito, cuando éste le anunciaba que lo de Rafa por los blues estaba hecho. “Entonces Materazzi, que se vaya de adjunto”, espetaba el míster del Real Madrid justo antes de que les sobreviniera la risotada. Nadie quiere a Benítez, la afición tiene motivos, por eso hay que agradecerle el gesto torero.

Hay muchos que, espoleados por el espíritu experimental (y por el madridismo entendido al cerril modo) llevan años clamando porque Guardiola se convierta en cobaya, fiche por el Chelsea e intente allí lo del tiki-taka. Podrán contentarse con la maniobra de Rafa Benítez, que sin ser exactamente igual tiene el mismo tinte experimental. ¿Qué pinta en el banquillo un tipo que se ha dedicado a echar pestes contra nuestro equipo durante años? La mayoría de aficionados azulones maldice la hora en que Abramovich le dio el mando al tipo que lleva años echando pestes de su equipo, pasando por alto la pequeña salvedad de que el madrileño es mucho mejor entrenador que Di Matteo. Por mucha Copa de Europa y Copa que haya ganado el italiano en un santiamén. Pero así es el fútbol. ‘Uno di noi’ era algo que cantarle a Roberto y no a Rafa.

Luego está lo de Fernando Torres, pero uno no sabe cómo interpretar el futuro de la relación. La opinión general lo pinta de color rosa pero lo cierto es que con la llegada de Benítez el de Fuenlabrada ya no tiene excusa para dejar de ser ese nueve romo, con más querencia al trabajo sucio para el equipo que al gol y con escaso peso en el marcador. Ya no tendrá excusa porque Benítez, como Di Matteo, contará con él como primera opción. Y claro, eso, como todos los grandes retos, no deja de ser un problema. Torres tendrá que mejorar mucho su rendimiento si quiere alargar su crédito. La trama Benítez ya está en marcha, veremos cómo acaba el thriller.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba