SPORTYOU

Archivo
27 de febrero de 2020 27/02/20

SuperLiga China

El equilibrio de Renato Augusto

Renato Augusto

A sus 29 años, Renato Augusto pasa por uno de los momentos más dulces de su carrera profesional. Alejado del foco mediático, Beijing Guoan es su particular refugio. No obstante, pese a la lejanía tras su marcha a la Superliga, Tite tiene en él a uno de sus hombres más importantes de la selección brasileña. […]


31 de marzo de 2017 - Sportyou

Renato Augusto

A sus 29 años, Renato Augusto pasa por uno de los momentos más dulces de su carrera profesional. Alejado del foco mediático, Beijing Guoan es su particular refugio. No obstante, pese a la lejanía tras su marcha a la Superliga, Tite tiene en él a uno de sus hombres más importantes de la selección brasileña. Tras un inicio complicado en la capital china, se echó el equipo a la espalda y llegó a jugar hasta de delantero en una muestra de su polivalencia en el terreno de juego.

La explosión goleadora de Burak Yilmaz le permitió volver a retrasar su posición y es en el centro del campo donde se ve su mejor nivel. El inicio de temporada del equipo no ha sido bueno -un empate en las dos jornadas disputadas- pero el brasileño no baja el pistón, como ha demostrado en este último parón de selecciones. En la ‘Canarinha’ también pasa desapercibido ante la presencia de los Neymar, Philippe Coutinho y compañía, pero su juego es crucial para el equipo de Tite.

La versión brasileña de ‘ESPN’ habla de él como “el jugador más inteligente tácticamente” de la selección. Fundamental para el equilibrio del equipo, permite que Paulinho llegue al área rival con frecuencia y ayuda a Casemiro en labores de contención. Ayuda en la salida, llega a las coberturas defensivas y ordena a sus compañeros en el campo. Ante Paraguay, no erró ni uno solo de los 33 pases que intentó, solo perdió un balón y recuperó cuatro, los mismos que un auténtico especialista como Casemiro.

En defensa, su colocación y su buena lectura de juego le permite anticipar los movimientos del rival y forzar el error. En ataque, no aparece tanto en el último tercio del campo, pero lleva el balón a los hombres más adelantados y les permite gozar de libertad para dar rienda suelta a toda su fantasía. Llegó al fútbol profesional como el clásico mediapunta sudamericano talentoso, pero con el paso de los años se ha convertido en un centrocampista muy completo. El ‘engranaje’ perfecto para que cualquier equipo funcione.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba