SPORTYOU

Archivo
13 de noviembre de 2019 13/11/19

General

El doble reto de Guardiola

Aunque las señas de identidad históricas del Bayern de Múnich no tienen demasiado en común con el fútbol de Pep Guardiola, un enemigo común como el Real Madrid se ha cruzado estas semanas en sus vidas. El entrenador catalán, campeón sobrado de la Bundesliga en su primer curso en Baviera, y también de la Supercopa […]


28 de abril de 2014 - Sportyou

Aunque las señas de identidad históricas del Bayern de Múnich no tienen demasiado en común con el fútbol de Pep Guardiola, un enemigo común como el Real Madrid se ha cruzado estas semanas en sus vidas. El entrenador catalán, campeón sobrado de la Bundesliga en su primer curso en Baviera, y también de la Supercopa de Europa y del Mundial de Cubles, se enfrenta este martes a un doble y mayúsculo reto: eliminar a los blancos y disipar las dudas en torno a su proyecto, que rompe con la tradición de un equipo donde el músculo siempre tuvo, al menos, tanta importancia como el cerebro.

Aunque la exigencia en el Bayern es ganar el campeonato nacional y se admite que no todos los años se puede pelear por la Champions League, una eliminación restaría crédito a un técnico que en su primer año, y pese a los magníficos resultados, no se ha librado de recibir críticas. Franz Beckenbauer, presidente de honor, lleva toda la temporada reclamando un juego más directo y vertical. La última vez, el pasado miércoles, al descanso del partido del Bernabéu. “Tuvimos suerte de no recibir más goles”, dijo la leyenda del Bayern; “la posesión no significa nada cuando el rival tiene sus oportunidades”. En un sentido similar se pronunció Oliver Kahn, metido ahora a analista en diversos medios. El ex portero añade que Guardiola no ha logrado lograr la tensión necesaria en un grupo que se ha relajado tras conquistar la Bundesliga en marzo sin apenas oposición.

El triplete conquistado a las órdenes de Jupp Heynckes es, a la vez, la espada de Damocles y el paraguas de Guardiola. Es el recordatorio más reciente de hasta dónde puede llegar el Bayern, y un listón que sólo podrá igualar (le queda aún la final de Copa) y no superar. Pero al mismo tiempo, la Champions conquistada hace un año en Wembley ha aliviado las urgencias históricas de un club que había perdido dos finales en tres años (2010 ante el Inter y 2012 en casa ante el Chelsea).

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba