SPORTYOU

Archivo
10 de noviembre de 2020 10/11/20

LaLiga Santander

El desafío para los titulares del Madrid

Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo

El Valencia mide el estado de los habituales después del repaso de los teóricos suplentes al Deportivo hace unos días


29 de abril de 2017 Julián Ávila - Sportyou

Zinedine Zidane tuvo una conferencia de prensa previa al partido ante el Valencia bastante movida. Conocedor del buen rendimiento de los menos habituales frente al Deportivo sabía que buena parte de las preguntas irían en esa dirección. Entonces, el entrenador apeló a la unidad de grupo por encima de cualquier individualidad, aunque se llame Isco Alarcón.

La realidad es que en el Madrid es preciso un buen debate para que carbure el equipo. Por uno u otro motivo, la polémica siempre está merodeando cada cita de los blancos. En la última se ha esparcido entre los aficionados la idea de que hay jugadores de los no habituales en las alineaciones que están en mejores condiciones físicas y anímicas que los habituales, teoría engrasada por el recital frente al Deportivo en Riazor el pasado domingo.

Cuando el Real Madrid se clasificó para las semifinales de la Champions League, el cuerpo técnico diseñó una estrategia con dos partidos seguidos para los habituales (Bayern-Barça; Valencia-Atlético; y Atlético-Sevilla) intercalando a los no habituales en los partidos de en medio (Deportivo, entre Barça y Valencia; y Granada entre Atlético, de vuelta y Sevilla). Si Zidane y sus colaboradores se ciñen al plan establecido no volveremos a ver a la sangre española hasta el partido frente al Granada. El resto está predestinado a que lo intenten resolver Cristiano Ronaldo, Modric, Benzema y compañía.

De este bloque sólo hay una plaza libre, la que ha dejado el lesionado Gareth Bale y sus candidatos a ocuparla, siempre según las quinielas, son Isco o Marco Asensio. Cualquier otro cambio será una sorpresa. Y eso que hay jugadores que no están atravesando por su mejor momento. Eso lo decidirá primero Zidane y después el Valencia. El equipo de Voro llega al Bernabéu con muchas bajas entre sanciones y lesiones (Enzo Pérez, Cancelo o Zaza) pero como no se juega nada le convierte en un equipo peligroso. El desafío está ahí. Para el Real Madrid y para los titulares porque cualquier revés podría conllevar un desenlace tan inesperado como negativo para un club que aspira a ganar la Liga.

Volver arriba