Archivo
22 de junio de 2018 22/06/18

Edición de mañana

El crack rojiblanco se hace esperar


28 de julio de 2008 - Sportyou

Los primeros cuatro partidos de preparación del Atlético de Madrid en tierras mejicanas dejaron un balance de dos empates y dos derrotas que ha hecho saltar pequeñas alarmas con respecto a la política de fichajes del club. Tras las llegadas de Coupet, Assunçao, Ufjalusi, Hetinga y Sinama Pongolle, Javier Aguirre aún ha solicitado un jugador más que marque la diferencia de calidad que exige una competición como la Champions. David Silva, Rafael Van der Vaart y Diego son las opciones en las que trabaja la dirección deportiva, aunque ninguno de ellos llegará antes de la eliminatoria previa de Champions, que será la que marcará las necesidades reales del Atlético.

El Atlético ha decidido ponerse a pescar en ríos revueltos, los más accesibles para lograr fihar a un jugador de renombre por un precio razonable. La situación económica del Valencia dista de ser la ideal. Aunque el nuevo presidetne che, Vicente Soriano, ya ha reconocido que no piensa vender a niguno de sus jugadores enseña, David Silva podría ser de los primeros en salir al mercado en caso de que la dirección tenga que apelar a economía de emergencia. Tampoco anda mejor la relación de Diego con el Werder Bremen. El brasileño se ha declarado en rebeldía para jugar los Juegos Olímpicos de Pekín, ya ha abandonado la concentración del equipo alemán sin mediar palabra. El club de Bremen no parece dispuesto a perdonar, lo que obligaría a ambas partes a encontrar una solución que podría beneficiar a los colchoneros. La situación más complicada parece la de Rafael Van der Vaart. El Hamburgo ha rechazado la oferta de seis millones de euros que ha ofrecido el Real Madrid, aunque parece que el acuerdo entre los dos clubes no anda muy lejos de materializarse.

Antes de entrar, claro, hay que dejar salir. La lista de jugadores transferibles no es muy larga, pero sí bastante jugosa. Por José Antonio Reyes y Maniche se podrían escuchar ofertas, al haber perdido ambos la confianza de Javier Aguirre, y se espera que en el caso de que finalmente abandonen el Vicente Calderón, sea por un precio alto que pueda compensar la llegada de un gran refuerzo. Los casos de los brasileños Cléber Santana y Diego Costa no se presentan tan urgentes en cuanto a la prestación económica, pero sí por el hecho de que ambos ocupen plaza de extracomunitario.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba