SPORTYOU

Archivo
21 de enero de 2020 21/01/20

Opinión

Opinión

El club de la comedia


  • 08 de junio
    de 2011
  • Sergio Barriocanal

Decía la semana pasada que parecía que Caparrós se acercaba al río. Hoy, han sacado a Gregorio Manzano de ese río, el mismo al que le lanzaron al terminar la temporada 2003/04 por no meter al Atlético en la UEFA por un gol y que le costó lágrimas. Con un equipo, conste, mucho menor que el que disfrutaron los sucesores. No entro a discutir la idoneidad, las aptitudes y la capacidad de Gregorio para entrenar al Atlético de Madrid. De hecho, el pasado verano era el técnico elegido, pero los títulos hicieron que se renovase a Quique sin convencimiento. Lo que sí es discutible es el penoso recorrido hasta llegar al ex técnico del Sevilla.

Antes, un apunte sin ningún tipo de doblez. Son datos: los dos últimos entrenadores, el nuevo director deportivo, el nuevo jefe de la cantera y el único fichaje cerrado hasta hoy, Gabi, -no cuento los que dejó Pitarch, como Adrián, Silvio y Miranda– son de la casa del mismo representante: Manuel García Quilón. Que olé por él, que hace sus operaciones y trabaja bien, pero el tema despide cierto tufillo. Y puede que no sean los últimos porque está intentando colocar también a Lafita. Dicho queda.
Me refería al recorrido. En el tuya-mía que juegan a diario Gil Marín y Cerezo se ha puesto sobre la mesa a Rafa Benítez, el primero en tirarse por su intención de entrenar en la Premier, a Luis Enrique, que se ha debido asustar por cómo se hacen las cosas en el Calderón y se ha ido con la bici de triatlon a Roma y a Caparrós, este es el de Cerezo. Ante el desacuerdo, un técnico de consenso: Manzano. Que a la parroquia le dice poco. Porque en un verano en el que escapan el Kun y De Gea lo cierto es que Gregorio no enchufa a la gente. Se me ocurren Luis Aragonés, Simeone o el mismísimo Pantic, recién nombrado en el filial, como entrenadores capaces de recuperar el sentimiento, de encabezar un proyecto de recuperación de identidad. Y si me apuran hasta Bielsa, que ha estado picoteando por España en los últimos tiempos. Hace apenas diez días, Caminero dijo que sabía qué entrenador quería. Si ese era Manzano queda retratado y si se lo han colado, también. Salirse del carril para empezar no hubiera estado mal. Suerte a Gregorio. Necesita mucha. Más que hace siete años.

PD. Se separaron Martes y Trece, Cruz y Raya, Esteso y Pajares… ¿A qué esperan en el Calderón?

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba