SPORTYOU

Archivo
19 de julio de 2024 19/07/24

Premier League

El Chelsea pincha con el Burnley y da esperanzas a sus perseguidores

Robbie Brady, del Burnley

El Chelsea no ha sido capaz de pasar del empate en su visita al Burnley (1-1), y da esperanzas a sus perseguidores, a pesar de que la renta siga siendo amplia. En la previa del encuentro, Antonio Conte había dejado claro que no quería dejar lugar a la relajación. La diferencia de calidad con el […]


12 de febrero de 2017 - Sportyou

Robbie Brady, del Burnley

El Chelsea no ha sido capaz de pasar del empate en su visita al Burnley (1-1), y da esperanzas a sus perseguidores, a pesar de que la renta siga siendo amplia. En la previa del encuentro, Antonio Conte había dejado claro que no quería dejar lugar a la relajación. La diferencia de calidad con el Burnley era evidente, pero el equipo entrenado por Sean Dyche es un hueso duro de roer en Turf Moor, y el técnico italiano esperaba un partido muy complicado.

Por eso el Chelsea salió con su once tipo, sin dejar lugar a la duda. En el tramo inicial de partido parecía que el líder de la Premier League se iba a hacer con una victoria solvente. El Burnley salió con mucha agresividad y buscando la portería de Courtois, y es algo que el cuadro blue aprovechó para robar la pelota y lanzar sus peligrosísimos contragolpes.

En el tramo inicial, el Chelsea generó varias ocasiones de gol en ese escenario. Robos en zonas intermedias y salidas peligrosísimas y muy acertadas gracias a sus tres puntas –Pedro, Hazard y Diego Costa-. Fue el tinerfeño el que abrió el marcador, cuando en el minuto 24 se aprovechó de una de esas acciones para batir a Heaton con un remate cruzado.

El 0-1 no provocó que el Burnley se amedrentase, sino todo lo contrario. A través de salidas en largo sobre Barnes y las carreras al espacio de Gray, los locales lograron cambiar totalmente la dinámica de partido, hasta acabar igualando la contienda gracias a un sensacional lanzamiento de falta de Robbie Brady, ante el que nada pudo hacer Courtois.

Durante el segundo tiempo y con 1-1, Antonio Conte decidió empezar a hacer modificaciones ofensivas. El italiano deshizo la defensa de cinco, e introdujo a Fàbregas y Willian, pasando a un 4-2-3-1 con el que el líder empezó a mover la pelota con mucha más velocidad cerca de la portería rival. Sin embargo, la solidez defensiva de este Burnley cuando defiende cerca de su propia portería está fuera de toda duda, y acabó arrebatándole dos valiosos puntos al líder.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba