SPORTYOU

Archivo
12 de abril de 2024 12/04/24

Opinión

Opinión

El bocazas


  • 09 de octubre
    de 2010
  • Eduardo Torrico

Según la Real Academia Española, “bocazas” es la “persona que habla más de lo que aconseja la discreción”. Nuestro fútbol tiene un bocazas oficial, que se llama Ginés Meléndez. Este individuo, recomendado en su día por José Antonio Camacho, trabaja desde 2002 en las categorías inferiores de la selección nacional (es el responsable del equipo sub-16) y a él le debemos, entre otras cosas, que Leo Messi no acabara vistiendo la camiseta roja.

Como el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, la incontinencia verbal de Meléndez va a conseguir que Enzo, el hijo del mítico Zinedine Zidane, no juegue tampoco con la selección española, porque ya ha puesto en aviso a toda Francia, como en su día puso en aviso a toda Argentina, para que nos quedemos sin disfrutar de quien tal vez sea una de las grandes figuras del fútbol mundial en los próximos años.

Como es bien sabido, Messi llegó a Barcelona con poco más de 11 años. Aunque es verdad que algunos de los más importantes clubes argentinos se habían interesado en su momento por él, le perdieron por completo la pista cuando se trasladó a España con su familia. Nada se sabía en Argentina de la meteórica carrera que estaba emprendiendo “La Pulga”, al que ya le habían consultado la posibilidad de debutar con las selecciones inferiores de España, recibiendo una respuesta afirmativa (bien es verdad que tal afirmación estaba supeditada a que no lo reclamara antes Argentina).

Cuando ya se iba a producir ese llamada, Meléndez se encontró un buen día con Hugo Tocalli, su homólogo en la Federación Argentina, y no tuvo mejor ocurrencia que decirle: “Vamos a convocar a un chico argentino que va para estrella. Se llama Leo Messi”. Y, claro, Tocalli puso en marcha toda la maquinaria para que Argentina convocara a Messi y frustrara su debut con España.

Ha pasado el tiempo, pero el tal Meléndez no ha aprendido nada. Quizá el futuro Messi sea Enzo Zidane, que ahora tiene quince años y que desde niño juega en el Real Madrid. Pero cualquier posibilidad de que Enzo juegue con España parece esfumarse porque el bocazas se ha vuelto a ir de la lengua. Hace unas semanas, Meléndez comentaba sin venir a cuento a una televisión francesa que la Federación Española tenía intención de hablar con Zinedine Zidane para que autorizara el debut de su hijo con España. Ahora los franceses ya lo saben y, como en su día hicieran los argentinos con Messi, han puesto en marcha la maquinaria para que a Enzo lo convoque antes Francia.

Por lo que cuentan, Vicente del Bosque y Fernando Hierro están que trinan con Meléndez y su indiscreción, que no sólo puede privar en el futuro a la selección española de un jugador de lo más interesante, sino que ha creado un conflicto gratuito con la Federación Francesa. Y todo porque, por lo visto, este individuo no es capaz de callarse ni debajo del agua.

Volver arriba