SPORTYOU

Archivo
6 de febrero de 2023 6/02/23

General

El Bilbao desnuda al Madrid y sella su pase a la final

El Bizakaia Bilbao Basket consumó la proeza y eliminó al Madrid en las semifinales de la ACB, en un cuarto partido muy competido y sufrido (80-72). El Miribilla fue un clamor, con un ambientazo nunca visto, típico de pistas griegas, y la presión fue brutal para el equipo visitante. Los hombres de Molin, pese a […]


2 de junio de 2011 Jordi Casamayor - Sportyou

El Bizakaia Bilbao Basket consumó la proeza y eliminó al Madrid en las semifinales de la ACB, en un cuarto partido muy competido y sufrido (80-72). El Miribilla fue un clamor, con un ambientazo nunca visto, típico de pistas griegas, y la presión fue brutal para el equipo visitante. Los hombres de Molin, pese a eso, no se dejaron amedrentar e hicieron su juego, pero los locales iban con una fuerza interior superior por el aliento de los suyos. En los momentos decisivos los bilbaínos demostraron estar más acertados, con las ideas más claras, y tanto Hervelle como Mumbrú (dos ex madridistas) se comieron a sus rivales a base de lucha, intensidad y categoría.

La igualdad fue máxima durante todo el choque, las diferencias en el marcador eran mínimas y todo se decidió en el último minuto. Con el 70-70 y a falta de muy poco para el final, el Bilbao se puso serio en ataque y no falló con tres grandes figuras a destacar: Jackson, Hervelle y Mumbrú. El estadounidense protagonizó un final de partido para enmarcar con penetraciones a canasta de muy bella factura y de máxima dificultad. El pívot belga consumó la canasta del partido con un rectificado a aro pasado espectacular (78-72) y Mumbrú movió el equipo a su antojo en ataque.

La defensa de los bilbaínos, agresiva e intensa, volvió a ser fundamental y agobió de sobre manera a los hombres de Molin, aunque esta vez los blancos no se dejaron sorprender tan facilmente. Tan sólo, con los nervios del final, se vieron superados por unos ‘hombres de negro’ que hicieron historia. En el último cuarto, el técnico italiano estuvo acertado al poner en pista a sus dos torres, Ante Tomic y D’or Fischer, ya que pudieron cosechar varios rebotes en ataque y cerrar el defensivo pero la lucha y el espíritu de los bilbaínos era descomunal y no había nada que hacer.

En los últimos instantes, el Madrid no estuvo nada acertado y encadenó varios errores ofensivos que le acabaron de sentenciar: Llull perdió balones imperdonables, Fischer falló desde media distancia (algo que no le había pasado en todo el encuentro) y tanto Tucker como Suarez, fallaron triples para la esperanza.

El Bilbao Basket ha hecho historia, se planta en la gran final después de acabar sexto en la fase regular y dando una lección de carácter y personalidad en los playoffs. El trabajo de Katsikaris es impresionante y ahora espera el todopoderoso Regal Barça en una final inédita.

Ahora al Real Madrid le toca replantearse muchas cosas y reflexionar muy bien en que mejorar para avanzar hacia alguna parte, el rumbo está perdido.

Volver arriba