Archivo
23 de febrero de 2019 23/02/19

General

El Barcelona sigue a ralentí

Una hora empleó Luis Enrique en probar el trabajo de un once teórico titular del Barcelona contra el Napoles de Benítez. Un ensayo en el que se pudo comprobar que el equipo azulgrana se encuentra inmerso en un proceso de adaptación al métido que desarrolla el nuevo entrenador. La idea de mantener al posesión es […]


6 de agosto de 2014 - Sportyou

Una hora empleó Luis Enrique en probar el trabajo de un once teórico titular del Barcelona contra el Napoles de Benítez. Un ensayo en el que se pudo comprobar que el equipo azulgrana se encuentra inmerso en un proceso de adaptación al métido que desarrolla el nuevo entrenador. La idea de mantener al posesión es la misma, pero la versión de Luis Enrique viene impregnada de matices. Persiste el concepto del juego elaborado pero sin la necesidad de abusar de la posesión en forma de pases.

Esa revolución está acompañada de la alternativa del pase largo para oxigenar a los centrocampistas y despistar el contrario en su idea de diseñar la presión cuando el Barcelona tiene el balón en su campo. En esos sesenta minutos llevó el peso del partido aunque se llevó un buen susto en una falta bien lanzada por el Nápoles a la que respondió con un paradón Bravo.

En esa ofensiva Munir tuvo dos mano a mano pero se enredó en pensar si la doy con la izquierda mejor que con la derecha. Y Pedro también pudo hacer daño en otra clara ocasión. Poco más hasta que Luis Enrique optó por un cambio masivo. Cambió por completo el equipo y entraron los chavales de la cantera. Fue en ese tramo en el que llegó el tanto de Dzemaili en una cantada de Claudio Bravo. Quiso atajar un disparo de más de veinte metros y su confianza le condujo al error. Un fallo que dará mucho que hablar.

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba