Archivo
26 de mayo de 2019 26/05/19

Opinión

Opinión

Un Barça con los pantalones bajados


  • 08 de mayo
    de 2019
  • Iñaki Cano

Vaya ridículo del FC Barcelona ante el Liverpool. Después del 3-0 en el Camp Nou, fue incapaz de pasar a la gran final de la Champions League ante un equipo agotado y plagado de suplentes o al menos sin sus grandes estrellas. Aunque era más que impensable que sucediese algo así, algún indicio había.

En la ida ya demostró el Barça que si Leo Messi no aparece se convierte en un equipo muy normalito, con una gran ‘Messidependencia‘, y a las pruebas me remito. Cuando el argentino no está, el Barça -sobre todo en Europa– no existe. Presiento que después de este espantoso ridículo por cuarto año (Liverpool, Roma, Juventus y Atlético de Madrid) no habrá más oportunidades. Lo escribo por cuestión de edad y por ánimo del ’10’ argentino, que se agota cada vez más de sacarles las castañas del fuego a sus compañeros del Barça.

Los ‘caganers’ de la plantilla azulgrana no se escondieron por los rincones del belén. Se les bajaron los pantalones en público y se defecaron en el césped de Anfield a la vista de todo el mundo futbolístico. El ridículo cuarto gol que les marcó el Liverpool de córner formará a partir de hoy parte de la historia del Barça, como el gol de Iniesta al Chelsea, pero aquel para la gloría y este para vergüenza de un equipo que ha hecho menos desastrosa la temporada del Real Madrid que, sin ganar nada, podrá seguir vendiendo entradas en su museo para que vean las 13 blancas.

No hay excusas para el Barça. La catástrofe ya es mundialmente conocida y, pese a tener al mejor en sus filas, sigue sin acercarse al Real Madrid en Europa y el sueño de volver a levantar esa ‘copita tan linda’ se me antoja complicado para Messi, que sigue sin dar lo mejor de sí en la Champions y eso es demasiado para un equipo que vuelve a avergonzar a sus aficionados por Europa. Las consecuencias para muchos (presidente, directivos, jugadores y entrenador) son impredecibles porque ganar lo doméstico está bien, pero tener gastroenteritis en lo internacional año tras año es muy grave y preocupante.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba