SPORTYOU

Archivo
19 de agosto de 2019 19/08/19

General

El Barça pone la directa y se planta en la final

El Regal Barça sentenció las semifinales contra el Caja Laboral por la vía rápida, con un contundente 3-0, y culminó la venganza por la final del año pasado. En este tercer partido (61-71), los blaugranas fueron los claros dominadores y los baskonistas siempre fueron a remolque sin poder imprimir su ritmo de juego. La defensa […]


1 de junio de 2011 Jordi Casamayor - Sportyou

El Regal Barça sentenció las semifinales contra el Caja Laboral por la vía rápida, con un contundente 3-0, y culminó la venganza por la final del año pasado. En este tercer partido (61-71), los blaugranas fueron los claros dominadores y los baskonistas siempre fueron a remolque sin poder imprimir su ritmo de juego. La defensa catalana volvió a ser crucial y asfixió a los hombres de Dusko Ivanovic que reflejaron escasez de ideas y una alarmante dependencia a su hombre estrella: Fernando San Emeterio.

A medida que avanzaba el choque, la inspiración en ataque de ambos equipos menguaba y las defensas cobraban una importancia capital. El conjunto de Xavi Pascual eligió jugar con los pívots y hacer daño dentro de la pintura mientras que los hombres de Ivanovic creían en la heroicidad de San Emeterio. Pese a ir perdiendo durante la mayor parte del encuentro (tan sólo fueron por delante con el 14-12) los locales no se rendían y llegaron al último minuto sólo tres puntos abajo. Ahí es donde el genio salió a escena: quedaban 30 segundos y la posesión era para el Barça, la pelota era para Navarro y el poeta escribió un bello verso con una penetración fabulosa finalizada con bombita a mano izquierda. En ese momento el partido se acabó y el Barça selló su clasificación a la final de la ACB y a la espera de Real Madrid o Bizkaia Bilbao Basket.

En los dos primeros periodos el tanteo fue muy igualado (31-35), como todo el partido, y los jugadores clave del choque ya salían a escena: San Emeterio, Teletovic y Navarro. Anderson se guardaba su particular recital tras el descanso y hasta entonces, Erazem Lorbek ocupó su lugar.

Tras el descanso, el Barça salió como una bala: excelente defensa y gran juego interior con Kosta Perovic (10 puntos) como referencia principal. En ataque, el Caja Laboral echaba de menos a Marcelinho, tan sólo tuvo pequeños destellos de genialidad, y San Emeterio cogió toda la responsabilidad. En defensa focalizaron toda su atención en Navarro y Anderson y dejaban solo a Sada en la linea de triple, algo que ya hizo Obradovic con el Panathinaikos en la eliminatoria de Euroliga. Pero esta vez Pascual utilizó bien sus armas y no hubo nada que hacer con el excelente juego interior azulgrana.

En los últimos instantes, Pau Ribas aupó a los suyos con muy buenas acciones pero el control y ritmo de juego era blaugrana. Fran Vázquez puso espectáculo con un alley-hoop tremendo y gracias a su buen hacer en defensa acabó de matar las aspiraciones vitorianas.

El Regal Barça tiene hambre de título liguero y ya espera en la final para seguir devorando a quien se interponga en su camino.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba