SPORTYOU

Archivo
16 de julio de 2019 16/07/19

General

El Barça no puede con el cerrojazo del Celtic

El Barcelona firmó uno de los partidos más flojos de la temporada y cosechó la primera derrota europea de la era Tito Vilanova. El Celtic se encargó de bajar de la nube al conjunto azulgrana ante un Celtic que sacó provecho de una acción a balón parado, supo cerrarse en su campo tapando cada posible […]


8 de noviembre de 2012 - Sportyou

El Barcelona firmó uno de los partidos más flojos de la temporada y cosechó la primera derrota europea de la era Tito Vilanova. El Celtic se encargó de bajar de la nube al conjunto azulgrana ante un Celtic que sacó provecho de una acción a balón parado, supo cerrarse en su campo tapando cada posible fisura en su defensa y mató el partido con otra acción a balón parado, con un saque de puerta de su guardameta.

En medio de estas acciones se escenificó un monólogo del Barcelona, como en el partido que disputaron en el Camp Nou semanas atrás. El Celtic le entregó el balón descaradamente y se encomendó a la misión de igualar el partido. Como si de un partido de balonmano se tratase, la pelota fue de un lado al otro del área sin encontrar la portería rival. Así, el reloj fue engullendo los minutos ante la desesperación de los jugadores azulgranas. Bien es cierto que tuvo ocasiones en la primera parte. Una de más clara fue para Leo Messi, que estrelló el balón contra el larguero de la portería escocesa. Tuvo una segunda, pero no llegó a rematar un centro medido de Jordi Alba. También Alexis se topó con el poste, en otro remate de cabeza.

En la segunda mitad, el dominio se acrecentó mientras el Celtic ase aculó en su área. Un asedio carente de mordiente y de ideas claras para abrir el cerrojazo.Ante tanta oscuridad, Tito Vilanova movió el banquillo. Quitó a Alexis, Song y Bartra y metió a Cesc, Villa y Piqué. Pese al baile de piezas no hubo tan reacción. Al contrario, llegó la puntilla de manera incomprensible. Un saque largo del portero no fue controlado por Xavi, error que confundió a Mascherano y dejó solo a Watt. El delantero no desaprovechó el mano a mano con Valdés y logró el segundo cuando el reloj se acercaba al minuto noventa.

Pese al varapalo el Barcelona lo intentó y Messi hizo el único tanto cuando ya estaba todo decidido. Con este triunfo el Celtic se mete de lleno en la pelea por las plazas que dan derecho a jugar los octavos de final mientras el Barcelona está obligado a ganar uno y empatar otro para ser primero de grupo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba