Archivo
21 de octubre de 2018 21/10/18

General

El Atlético se define y se clasifica

En los octavos de final de la Copa del Rey, el Atlético de Madrid se definió. Una ida calamitosa y una vuelta de fuegos articiales. Toda una montaña rusa de emociones. Así es el Atlético. No tiene término medio. Ante un rival bravo y orgulloso, pero inferior al fin y al cabo, para el equipo […]


14 de enero de 2010 José Mendoza - Sportyou

En los octavos de final de la Copa del Rey, el Atlético de Madrid se definió. Una ida calamitosa y una vuelta de fuegos articiales. Toda una montaña rusa de emociones. Así es el Atlético. No tiene término medio. Ante un rival bravo y orgulloso, pero inferior al fin y al cabo, para el equipo colchonero resulta que sólo era cuestión de actitud.

A falta de media hora, el marcador reflejaba un definitivo 4-0. Pero, fiel a su estilo, el Atlético esperó a verse contra las cuerdas. Assunçao dio vida a un siempre pujante Recreativo concediendo un gol y facilitando la expulsión. Simao, con un golazo de falta, acabó por meter al Atlético sobre la bocina.

Un Agüero desbocado ejerció de líder. El argentino, ausente en la ida, enchufó a los suyos desde el minuto uno. El conjunto colchonero llevó el partido a su terreno, a la anarquía. Con dos delanteros y tres mediaspuntas, no había conductor de juego, sólo impulsos. El Atlético ahogó al Recreativo en la primera mitad. Simao y Agüero, ambos a pases de Forlán, y Ujfalusi de cabeza remataron el vendaval.

Pero el equipo de Quique Flores se dejó la solidez defensiva en Valladolid y dio vida al Recreativo. Fornaroli se bastaba para poner en problemas a Perea, al que tuvo que salvar De Gea en más de una ocasión. Cuando mejor andaban los visitantes llegó el cuarto del Atlético.

Fue en una jugada esquizofrénica, que sirvió de aperitivo. Un remate de Jurado se pasea sobre la línea, donde Forlán no acierta a rematar, Simao rescata el balón y se lo brinda a Agüero, cuyo disparo da en un defensa antes de entrar. Estaba todo de cara, ocasión única para volver a las andadas. Assunçao regala un balón a Carmona dentro del área, que define con calidad.

El portugués, siempre cumplidor, volvió a pifiarla después al facilitar al colegiado su expulsión. Tocaba hombrada. Y apareció Simao, que ejecutó un perfecto lanzamiento de falta para certificar la remontada y situar al Atlético en una bonita situación de hacerse con un título.

Eliminados Barcelona, Real Madrid y Valencia, los tres primeros de la Liga BBVA, llega el turno de la clase media. El conjunto colchonero se medirá en cuartos de final con el Celta de Vigo. El ganador se cruzará con el vencedor del Racing-Osasuna. En el otro lado del cuadro, Sevilla y Deportivo se medirían con el triunfador del Getafe-Mallorca. El conjunto bermellón, en el otro enfrentamiento del día, también remontó al Rayo Vallecano (3-1), evitando la prórroga en el tiempo de descuento.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba