SPORTYOU

Archivo
24 de agosto de 2019 24/08/19

Opinión

Opinión

El albañil del fútbol


  • 07 de julio
    de 2010
  • Sergio Barriocanal

He leído y escuchado durante estas semanas auténticas barbaridades respecto a Joan Capdevila. Me he mordido la lengua en muchos foros, pero ya no puedo más porque el lateral catalán no merece ese nivel de crítica ni que lo bauticen como el patito feo de la selección. Ir a los números me resultaría fácil porque Joan es el defensa más goleador de la Liga BBVA y el que más minutos ha jugado en el Villarreal las últimas temporadas por detrás de Diego López. Con todos los entrenadores, incluidos seleccionadores, es titular. Desde que Iñaki Sáez se lo llevó a la Euro de Portugal ha estado en todas las convocatorias, excepto en el Mundial de Alemania. En esa Eurocopa de Portugal el titular fue Raúl Bravo (sin comentarios) y en el Mundial de Alemania Aragonés se llevó a Pernía y Antonio López. No hace falta decir más para confirmar que el déficit de laterales zurdos es evidente en nuestro país. Fernando Navarro estuvo en Austria y Suiza como suplente de Joan y ahora Del Bosque seleccionó anteriormente a Monreal aunque se decidió por la polivalencia de Arbeloa. Precisamente es una de las cosas que más me sorprenden, que haya muchas voces pidiendo al jugador diestro del Real Madrid como lateral izquierdo en la selección, como si Pellegrini hubiese descubierto la pólvora en lo que fue una decisión que sólo en ocasiones le dio buen resultado.

Capdevila es de los pocos jugadores que reconocen abiértamente sus limitaciones, declarándose sin avergonzarse un ‘albañil’ del balompie. Antes de la Copa Confederaciones hablé con él y me dijo que en su vida hubiese imaginado compartir partido y balón con “estos monstruos que hay en la selección”. A las faltas me da hasta vergüenza acercarme se reía. Vicente del Bosque reclamaba atención para los anónimos y quizás Joan sea, por el equipo en el que juega, su demarcación y sus características el más anónimo del once titular. Su rendimiento con la selección está fuera de toda duda, pero en España nos empeñamos en compararlo con lateral del corte de Maicon, Roberto Carlos o Alves. Y no, ese no es Capdevila. Sí es un tio comprometido, solidario, que lo deja todo en campo y uno de los futbolistas más queridos y valorados dentro de la concentración. Aún está por llegar el gol de la caña, el que siempre le cae en el área, como si tuviese un imán. Joan merece ser tratado como uno más de nuestra talentosa selección y no como un extraño que no pega entre tanto artista. Los albañiles de esto pueden ser decisivos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba