Archivo
20 de julio de 2018 20/07/18

Tenis

Djokovic es imparable

El día de la bestia. Estaba señalado en rojo en su calendario, desde que en la pasada edición de Roland Garros se le escapó la posibilidad de conquistar el título en la final ante Rafael Nadal. El serbio, obsesionado con completar el Grand Slam, es imparable también en París. Incluso ante la única raqueta capaz […]


3 de junio de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou



El día de la bestia. Estaba señalado en rojo en su calendario, desde que en la pasada edición de Roland Garros se le escapó la posibilidad de conquistar el título en la final ante Rafael Nadal. El serbio, obsesionado con completar el Grand Slam, es imparable también en París. Incluso ante la única raqueta capaz de dominarle hasta la saciedad en la Philippe Chatrier. Djokovic superó al manacorense en cuartos de final (7-5, 6-3 y 6-1) para acercarse a su objetivo.

Antes de levantar la corona, el destino le había preparado su trampa más dura, una batalla psicológica que jamás había sido capaz de superar en la capital francesa: doblegar al 9 veces campeón de Roland Garros. En seis ocasiones previas lo había intentado, pero la balanza siempre se decantó del lado del español. Hasta esta edición, en la que pudo mirar a los ojos al coloso español y seguir los pasos que sólo un hombre antes había conseguido ejecutar sobre la arcilla gala.

A pesar de que ya se habían encontrado en 43 ocasiones antes, ésta no era una batalla más en su historial. Djokovic había presentado argumentos suficientes para amenazar el imperio de Nadal sobre tierra batida con sus títulos en Montecarlo y Roma, territorios que históricamente han sido ‘propiedad’ del manacorense. Y París, esta vez a cinco sets, irremediablemente marcaría un antes y un después.

Tras 70 victorias, 39 de ellas consecutivas, el discípulo de Marian Vajda y Boris Becker puso punto y final a la racha de triunfos del manacorense en París. Además, el de Belgrado la estiró hasta las 26 seguidas (no pierde desde febrero en Dubái), para convertirse en el segundo jugador, tras Robin Soderling (octavos de final, 2009), que logra ganar a Nadal en Roland Garros.

Eso sí, aunque el Djokovic-Nadal tuvo un aroma a final anticipada, todavía restan dos pasos para coronar la cima. No obstante, en la central de Roland Garros quedó un mensaje claro: Djokovic es imparable. Incluso para Nadal en París.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba