SPORTYOU

Archivo
12 de julio de 2020 12/07/20

Opinión

Opinión

Días de gloria


  • 02 de octubre
    de 2011
  • David Sánchez de Castro

Este día 2 de octubre, San Beregiso y San Saturio según el santoral católico, está impregnado de una mezcla entre champán y gasolina en nuestro país. España ha conseguido este fin de semana aumentar el palmarés de sus vitrinas con dos títulos mundiales: Carlos Checa en Superbikes, el campeonato ¿hermano? ¿primo? ¿cuñado? de MotoGP, y Roberto Merhi en la F3 Euroseries, uno de los certámenes de paso hacia la Fórmula 1 donde antes estuvieron hombres como Lewis Hamilton o Sebastian Vettel, entre otros muchos.

Además, Motegi nos ha deleitado con una gran jornada: Nico Terol ya tiene a tiro el título de 125cc, Marc Márquez se ha colocado líder de Moto2 y Dani Pedrosa ha sumado la victoria 400 del motociclismo español. No he acabado enumerando éxitos de nuestro motorsport: Dani Sordo se ha quedado a un suspiro de lograr, de una vez, su primera victoria en el mundial de rallies en Francia, Marc Gené ha acabado segundo en el ‘Petit Le Mans’ en Atlanta y Antonio Albacete ha ganado -con polémica- en el circuito del Jarama… Creo que está claro que el motor español carbura a las mil maravillas. No se puede hablar de una generación de oro, como en otros deportes como el fútbol o el baloncesto: en motociclismo, por ejemplo, Carlos Checa está a punto de cumplir 39 años y Marc Márquez apenas tiene 18 años. Veteranos y noveles, que reza un conocido himno de fútbol, caminan juntos por la senda del éxito.

Los éxitos del motor en España comenzaron con pioneros como Ángel Nieto, Carlos Sainz -ya he dicho alguna vez que su hijo tiene una cara de campeón del mundo de Fórmula 1 que echa para atrás…- o Fernando Alonso, y abrieron camino a golpe de chorros de champán a otros que llegan y llegarán en los próximos años.

No obstante, me veo en la obligación de citar al señor Lobo: “no empecemos a… (irreproducible)”. Si hoy se están recogiendo estos frutos es por el trabajo bien hecho de mucha gente que empuja y fomenta el buen funcionamiento del motor español. Los éxitos no deben permitir que España, como una de las principales canteras del motorsport mundial, se acomode. Aficionados, directivos de federaciones -premiados justamente o no- y prensa, debemos seguir empujando para que estos éxitos no paren.

Me asaltan varias dudas: ¿cuántos de vosotros habéis visto por televisión, en directo o en diferido, los éxitos que hemos vivido hoy, más allá del mundial de motociclismo? ¿Se apoya lo suficiente -y aquí introduzco la autocrítica- desde los medios de comunicación al motor español? ¿Por qué es más fácil seguir un partido de fútbol de la segunda división B, con todos mis respetos, que una carrera de un campeonato mundial como es el de Superbikes? ¿Cuántos de vosotros, sinceramente, sabíais que Carlos Checa seguía en activo?

Volver arriba