Archivo
23 de octubre de 2018 23/10/18

LaLiga Santander

Real Madrid y Atlético acercan el alirón del Barça

Keylor Navas y Oblak impiden que haya más goles en el derbi madrileño, en el que Cristiano Ronaldo volvió a marcar un golazo (1-1)


8 de abril de 2018 - Sportyou

Como en la primera vuelta, el derbi madrileño acabó en empate. La gran actuación de los porteros, Keylor Navas y Oblak, evitó que el marcador fuera más amplio en un partido emocionante, que sin embargo transcurrió de más a menos. El Atlético acabó atrincherado y celebrando un punto que mantiene la distancias en la tabla y que acerca el alirón del Barcelona.

El partido comenzó con el Atlético muy atrás, y Oblak demostrando una vez más por qué es uno de los mejores porteros del mundo. En el primer tiempo, el Madrid estrelló dos tiros en el larguero: uno de Asensio, en una jugada en la que se reclamó penalti (que no era) de Juanfran a Kroos, y otro de Marcelo, con la derecha, que acabó en la cruceta. El resto lo solventó Oblak, que también sacó un remate a bocajarro de Varane y otro más lejano de Carvajal.

El Atlético tardó media hora en crear una ocasión de verdad. Aprovechando que Carvajal rompía el fuera de juego, Diego Costa se escapó por la derecha. Aunque el control le impidió rematar con mejor ángulo, obligó a Keylor Navas a responder con una gran parada. El Atlético se estiró un poco al fin, y volvió a probar suerte enseguida con un disparo duro de Saúl. Los rojiblancos protestaron especialmente una contra en la que el árbitro marcó fuera de juego a Vitolo, que arrancaba desde su campo.

Cristiano marcó poco después del descanso, gracias a un centro de Bale que cayó con nueve, pero supo acomodar como el maestro del área que es: un paso atrás y remate que bota en el césped y se vuelve imparable. Incluso para Oblak.

El Atlético empató sólo tres minutos después, con un gran balón de Griezmann a Vitolo, que volvió al francés, y no perdonó. Aun pudieron los rojiblancos ponerse por delante con un chutazo de Koke, pero se volvieron a encontrar con un sensacional Keylor Navas.

Con casi media hora por delante, Zidane decidió que ya estaba bien por hoy y sentó a Cristiano Ronaldo. Le sustituyó Benzema. El Atlético acabó el partido muy atrás, pero al Madrid le faltaba clarividencia, pese a que Isco y Modric habían entrado por Asensio y Kovacic. En el 91, Oblak volvió a volar para sacar un libre directo de Sergio Ramos.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba