Archivo
15 de agosto de 2018 15/08/18

Selección Española

Una defensa de oro

Lopetegui contará con una zaga que, probablemente, no está al alcance de ningún otro equipo candidato a ganar el próximo Mundial de Rusia


25 de marzo de 2018 - Sportyou

Julen Lopetegui ha recuperado la esencia que llevó a la selección española a alzarse con dos Eurocopas y un Mundial en el lapso de cuatro años. Salidas pausadas, mucho futbolista de perfil asociativo y la intención de jugar en campo rival y recuperar la pelota cuanto más arriba mejor. Los Isco, Iniesta, Silva, Thiago o Koke parecen tener un puesto asegurado en el once del seleccionador, y no cabe duda de que tener claro el plan de juego y contar con los futbolistas capaces de desarrollarlo es sin duda un argumento de peso para considerar a España favorita a ganar el Mundial. 

Pero más allá de eso, parece difícil que España logre “secuestrar” la pelota como en el punto más álgido del ciclo 2008 – 2012. La presencia de Xabi Alonso y Xavi Hernández, dos súperespecialistas en la materia, permitió al equipo tener posesiones largas, ritmos bajos, y la capacidad para obligar al rival a correr detrás de la pelota de forma constante. Aunque esta España logre que sus partidos lleven esa línea, inevitablemente tendrá que tener mayor capacidad de sufrimiento -ya frente a Alemania el partido derivó a muchas situaciones de transición-, y para eso, cuenta con la que puede ser la mejor zaga del planeta.

David de Gea ha demostrado con creces que se trata de uno de los mejores guardametas del mundo. El guardameta del Manchester United ha sido, probablemente, el jugador más determinante del equipo inglés desde el punto de vista individual, y si los de Mourinho han conseguido enderezar por momentos su irregular temporada ha sido en gran parte gracias al fabuloso rendimiento del exportero del Atlético de Madrid.

En los laterales, España cuenta con dos de los jugadores más dominantes en ambos perfiles. Con Carvajal y Jordi Alba el equipo tiene dos balas capaces de ayudar en ataque -algo importantísimo si finalmente los extremos son Isco y Silva, dos jugadores con clara tendencia interior-, pero también con una velocidad punta que puede ser decisiva en defensa, a la hora de frenar contragolpes. España tendrá en ambos perfiles a dos futbolistas decisivos para que su idea de juego tenga éxito.

Y en el centro de la zaga, Lopetegui contará con dos de los mejores defensas del mundo. Sergio Ramos y Piqué reúnen capacidad de liderazgo, facilidad para construir desde atrás, y una capacidad competitiva altísima a la hora de defender en diferentes contextos, tanto si hay que hacerlo fuera del área, donde el zaguero blanco es un crack de primera fila, como si el acoso obliga a meter al equipo atrás, donde el culé es un jugador ultradominante en área propia, sin olvidar que los dos se adaptan perfectamente a rendir en la especialidad de su compañero.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba