Archivo
18 de junio de 2019 18/06/19

Opinión

Opinión

Los ‘decapitadores’ de Zubizarreta sí salen en la foto


  • 12 de mayo
    de 2015
  • Iñaki Cano

Messi, al acabar el partido en el Allianz

Conociendo a Zubizarreta seguro estoy que no habrá sonreído irónicamente al ver como “su” Barcelona se ha metido en la Finalísima de la Champions League. Zubi estará feliz, pero a la vez triste porque su trabajo se ve recompensado, aunque no haya estado seguramente reconocido por aquellos que salvaron el culo a costa de la cara de Andoni Zubizarreta.

Cuando en Anoeta el Barcelona entró en crisis, los de la corbata del Barça no quisieron quedarse fuera de la foto de los éxitos, si es que éstos llegaban, y despidieron a Zubizarreta. Total, ¿quién es Andoni Zubizarreta? Las fotos triunfadoras están a tres partidos. Con Zubi, el hombre que edificó esta plantilla, nada iban a ganar y ahora están a un solo paso de levantar tres trofeos.

Desde los despachos de Can Barça, todas las culpas se las cargaron al director deportivo que ellos eligieron para ganar lo que ahora es posible, gracias a las “cagadas” de Andoni Zubizarreta. Seguramente, sólo Luis Enrique le habrá llamado para agradecerle la plantilla que tiene y para decirle que si ganan algo, también será de él.

Si el Barcelona vuelve a ganar la Champions League en Berlín, Zubizarreta no saldrá en la foto con la “orejona” porque unos asustadizos con traje oscuro entregaron su cabeza al mundo. Nadie puede olvidar hoy que es el creador de este Barcelona del que ahora todos hablan maravillas. No será la primera vez que con el trofeo de la Champions no aparezca Andoni. Busquen ustedes una foto del grupo que en Wembley del 92 ganó la primera Champions y encuentren al portero titular de aquella final. Tampoco está y eso que, en aquella ocasión, sudó lo suyo. Entonces no estaban los del traje y las corbatas que ahora muestran sonrientes y orgullosos lo que han conseguido. Conviene no olvidar que fueron los que decidieron la “decapitación” de Zubizarreta.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba