SPORTYOU

Archivo
4 de julio de 2022 4/07/22

Opinión

Opinión

¿De qué te ríes, Gareth?


  • 09 de abril
    de 2022
  • Iñaki Cano

Supongo que Gareth Bale no pretendería que en su regreso al césped del Santiago Bernabéu, los madridistas le recibieran con una gran ovación. El galés saltó dos años después a su estadio y los que pagan, los aficionados del Real Madrid, le han regalado una generosa pitada para que supiera que están, la mayoría, hasta el gorro/moño de los detalles y falta de respeto del ‘Expreso de Cardiff’.

Wales, Golf & Madrid, in that order! Ese texto en una bandera galesa y la sonrisa de Gareth Bale con sus compañeros de selección posando en una histórica fotografía, colmó el vaso de la paciencia de los socios del Real Madrid que le adoraron durante años, pero que se cansaron de sus gestos, lesiones y de la utilización de las instalaciones de la Ciudad Real Madrid de Valdebebas, para recuperarse de sus múltiples, lesiones, molestias o avisos musculares entre partido y partido de la Selección de Gales.

Los aficionados del Real Madrid, como si fueran Serrat en ‘Vagabundear’, hartos ya de estar hartos, se cansaron de preguntarle Bale, porqué y porqué y con ese empacho de desgana galesa, a Gareth Bale ya no le aguantan más por muchas Champions League y Copa del Rey frente al FC Barcelona que ganase con sus carreras o golazos. Hastiados por su descaro, desprecio y falta de respeto al escudo y al equipo que le paga, le han silbado y abroncado en su salida al césped y después cada vez que tocaba el balón, que por otra parte fueron pocos y menos que buscó.

Desde abril del año 2020, con una temporada en Inglaterra cedido, Gareth Bale no había jugado ante su público y frente al Getafe CF, le habrá quedado claro que no le aguantan más porque se han sentido y se siguen sintiendo castizamente ‘chuleados’ por él. Bale cree estar tan por encima del Real Madrid, que en lugar de agachar la cabeza e intentar agradar, ha desafiado otra vez a quienes le pagan, sonriéndole a la música de viento que le ha llegado desde la grada del estadio Santiago Bernabéu.

Gareth Bale nada más terminar el partido, no se ha quedado con el resto de compañeros que saludaban a los aficionados y ha enfilado el túnel de los vestuarios sin disculparse por su amplia sonrisa al escuchar los pitos. Una vez más su vergonzoso comportamiento habrá encendido aún más a los aficionados. No conforme con reírse del club en los últimos años, después de la irónica sonrisa arropada por la pitada, se habrán preguntado como todo el mundo: «¿De qué te ríes Bale?».

Temas relacionados: ,
Volver arriba