SPORTYOU

Archivo
22 de septiembre de 2019 22/09/19

Los Jefes de la Tribu

“Igual me viene bien todo lo que ha pasado”


29 de agosto de 2010 Iñaki Cano - Sportyou

Iñaki Cano entrevista a José Ramón de la Morena tras el verano de cambios en la Ser

“Igual me viene bien todo lo que ha pasado”

[FLASH http://www.youtube.com/watch?v=pwh2_lHQK14 w=640 h=385]

¿Cómo se presenta para ‘El Larguero’ la nueva temporada?

Con mucha ilusión. Con la novedad y la incertidumbre de los cambios que ha habido, también con la emoción por irme a trabajar con gente más joven donde posiblemente el que pueda desentonar soy yo e intentaré no hacerlo.

¿Has pasado un verano tranquilo o has pasado un verano enfadado?

Enfadado no, pero tranquilo tampoco. He pasado un verano atípico con muchas llamadas por teléfono, con muchas propuestas, un verano que no ha sido el más ejemplar para descansar.

¿Comienzas de nuevo?

Un poco sí. Me viene bien porque el carnet de periodista lo tendríamos que renovar cada ‘X’ tiempo. Todos tendemos a acomodarnos, eso que se llama éxito te acomoda porque te da una calidad de vida que a lo mejor no mereces pero que te la ponen ahí tan fácil… y hace tender a equivocarte. De vez en cuando suenan las campanas de alarma, te arremangas otra vez y vuelves a empezar.

Relaño me decía el otro día, que ahora hay que comprobar si el cesto es más importante que el contenido del cesto, con todo el movimiento que ha habido, exceptuando ‘El Larguero’, un programa muy personal tuyo. ¿Estás de acuerdo?

Con Alfredo Relaño suelo estar casi siempre de acuerdo en todo y sobre todo en sus declaraciones públicas pero en lo privado tenemos más enfrentamientos. Yo soy de la teoría de McLuhan: el medio es el mensaje. Si estás en el mejor escaparate, lo normal es que vendas más que los demás.

¿Qué va a tener que hacer José Ramón de la Morena, además de armarse de paciencia, en esta nueva lucha que se prevé que sea cosa de dos?

Trabajar fundamentalmente, echarle imaginación, ganas, talento y rodearse de los mejores, que es más o menos lo que he hecho siempre.

Me recuerda esta situación, y ojalá que me equivoque, a aquellos tiempos donde peleabas con García y me da que la noche deportiva volverá otra vez a las trincheras…

Ojalá te equivoques. Yo no he sido un buen ejemplo para la gente joven en cuanto a la guerra de trincheras. Creo que no es lo mejor para el periodismo y fundamentalmente para este país. Si se empiezan guerras de trincheras en el deporte, pues fíjate tu en la política. Pero este país vive una guerra civil periodística que le está haciendo muchísimo daño. Yo espero que se acabe y la mejor manera de hacerlo es no contribuir yo a organizar otra guerra en el mundo del deporte. Por mi parte, desde luego, no va a ser así.

¿Tu crees que tardará mucho? Porque yo creo que esto va a saltar a la vuelta de la esquina. Al primer protagonista que lo cace antes uno que otro…

Esto ya no es así. Una de las cosas que ha evolucionado en el mundo del priodismo deportivo es que nos hemos adaptado un poco, también, a las normas de la competencia. Si uno lo tiene a las 12, el otro lo tiene a las 12 y cuarto y el otro a las 12 y media. Por las mañanas sucede lo mismo. Si el ministro del Interior tiene que dar una noticia, la va a dar en un sitio a las nueve, en otro a las nueve y media, en otro a las diez… y al final cada uno le va a escuchar donde quiera escucharlo y al final se va a juzgar a la gente por cómo pregunte o por cómo dé el programa.

El trasvase de toda la gente de la Ser a la Cope si que ha hecho un poco de daño a la Ser…

Si claro todos los trasvases hacen daño porque dejan sin contenido al lugar donde se trasvasa, pero yo creo que eso se soluciona todo. Al final, repito, el medio es el mensaje y también se trata de que cada uno esté cómodo allá donde quiera estar. Yo creo que es bueno que la gente trabaje donde quiera trabajar, los que puedan permitírselo, que es un lujo.

¿El desembolso de la Cope es comprensible?

A mí eso no me afecta para nada, es un tema de la Cope y como no he visto ningún contrato ni sé realmente qué cantidades se están hablando, nada más de lo que oigo, y son rumores, pues me parece bien. Yo me alegro de que amigos míos ganen muchísimo dinero.

¿Esto también será una liga de dos, como en la Liga BBVA?

Al final el oyente pone a cada uno en su sitio. Es la riqueza de esto. La radio no molesta; la radio, cuando molesta, la apagas y sin embargo somos, un poco, parte de la familia. Entras en el comedor, en el coche e incluso en la cama y te aceptan o no. Hay mucha variedad de emisoras con las autonómicas y ya hay muchísimos pueblos que tienen su propia emisora. Cada uno va elegir lo que quiera.

El ‘Carrusel Deportivo’ de la Ser, el ‘Tiempo de Juego’ de la Cope… ¿Eso es una lucha distinta a la que pueda tener el profesor en este caso, José Ramon de la Morena, con los alumnos, Alcalá y Joseba? ¿Les has enseñado tanto como para que te preocupen demasiado?

No, yo no he enseñado a nadie. Intento aprender de todos.

¿Han aprendido mucho a tu lado?

Pues no lo sé, habrá que preguntarles a ellos. Habrán aprendido de toda la gente que tenían alrededor de mí. Yo nunca he sido profesor de nadie. Yo soy un alumno y tampoco brillante. Soy uno más que tuvo la suerte de llegar en un momento determinado en un escaparate que es el mejor como lo era el de la Cadena Ser en un momento oportuno. Alcalá y Larrañaga, cuando han estado haciendo ‘El Larguero’, lo han hecho sumamente bien. Supongo que lo harán igual en la Cope.

Apartir de ahora, yo como oyente, necesito un consejo. ¿Tú qué me aconsejarías a mí para que no me desquicie de toda la tensión que presiento que voy a tener?

Tensión no vas a tener, te lo aseguro. Con tus años ya no se tiene tensión, se tienen otro tipo de preocupaciones, pero tensión… ¡qué va! El único consejo que te doy es que escuches lo que quieras y lo que más bien te haga y donde más a gusto estés.

¿Temes que Manolo Lama se marche a la Cope? ¿O Lama es un valor seguro?

No temo absolutamente nada que un compañero mío se vaya a trabajar a otro sitio. Temería que quiera ir a un sitio y no pudiera. Pero el poder elegir no es para temer, es para admirar.

¿Te haria daño?

Todo hace daño. Un buen narrador si se va hace daño a la empresa que lo deja.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba