SPORTYOU

Archivo
6 de julio de 2020 6/07/20

Opinión

Opinión

De huevos y descojones


  • 05 de enero
    de 2012
  • Daniel Llagüerri

Los cuatro goles del Barcelona a Osasuna, dos marcados por Messi, han levantado ampollas en la dirección navarra. Su presidente, Patxi Izco, dicharachero, populista y con intervenciones por derecho, soltó la “boutade” del día, tras la derrota: “Si a Messi le dolía la panza, a mí me dolían los huevos”. Y para completar el show, su entrenador, José Luis Mendilibar, añadió: “Le pregunté a Messi por la gripe y se descojonó”. No vamos a pensar, ni un segundo, que el cabreo viene porque Mendilibar guardó en el banquillo, al no estar Messi en la supuesta alineación titular, a Puñal, Ibrahima y Lamah, porque el error sería mayúsculo, ni que esa decisión la conocía el presidente y de ahí el enfado. No, todo fue pura estrategia.

El fútbol actual es pura estrategia, tensión psicológica, presión en los alrededores de un partido (que se lo pregunten a Mou), planificación, estudio concienzudo del rival y habilidad para desconcertar fuera de los 90 minutos.

El ejemplo ha sido el Barça: que si invierten el orden de los partidos, que lo dejan como estaba, que si cambian el césped, que no lo cambian, que si Messi tiene fiebre y le duele la barriga, que ya no le duele, a las cuatro de la tarde, y puede jugar el partido.

Los osasunistas se volvieron locos y encajaron cuatro goles que dejan la eliminatoria casi decidida.

Por eso no es de extrañar que en los clubes haya técnicos de vídeo, de marketing, de fisioterapia, de plantillas de fibra de carbono, de porteros, de alimentación, de aclimatación del césped… Con todo esto, ¿cómo van a faltar los técnicos en confundir al rival y venderle milongas? Esto, en realidad, ya ocurría hace 40 años, pero entonces, sin tanto titulado superior por los despachos, lo utilizaban los entrenadores a través de su ingenio, que era extraordinario. Hoy esta todo programado por el ordenador… incluso que Guardiola comience a decir que la semana que viene viaja al Reyno de Navarra con el Barça B.

Volver arriba