SPORTYOU

Archivo
14 de noviembre de 2019 14/11/19

Opinión

Opinión

David y Goliat


  • 25 de noviembre
    de 2011
  • José Mendoza

[FLASH http://www.youtube.com/watch?v=LjEE9K3nc5E w=640 h=385]

El cuento bíblico de David y Goliat es tremendamente educativo, exceptuando la decapitación, claro. La victoria del pequeño sobre el gigante encierra una lección que todo humano ha escuchado y que ha relacionado con algún aspecto de su vida. En el mundo del deporte, la fábula es especialmente interesante. Pocas cosas hay más emocionantes que un triunfo de un equipo modesto sobre uno rico, de un deportista desconocido contra uno famoso. La historia del deporte está llena de este tipo de gestas. Y todos hemos vibrado con ellas.

Así, a bote pronto, en el fútbol español, recuerdo la hombrada del Alavés en la UEFA del año 2001, la del Getafe en la del 2008, la remontada del Deportivo sobre el Milan en la Champions del año 2004 y el ‘Alcorconazo’ o cualquiera de las múltiples sorpresas mayúsculas que da la Copa del Rey, incluso en el lamentable actual formato.

Por eso me parece tan asombroso que haya críticas contra la presencia de equipos de ligas más débiles en la Champions League. Ocurrió de nuevo tras la goleada del Real Madrid sobre el Dinamo de Zagreb, pero también previamente en los triunfos del Barcelona sobre el BATE Borisov o el Viktoria Plzen. Es una constante en las últimas ediciones, en las que Michel Platini ha dado más posibilidades a los campeones de liga, por muy inferiores que sean. Junto con la introducción del ‘fair play’ financiero, la idea de democratizar el fútbol, de dar posibilidades a todos me parece la mejor decisión que ha tomado el directivo francés.

Abundan los resultados escandalosos, pero también hay sorpresas. El APOEL Nicosia se ha clasificado para octavos de final en un grupo con tres campeones de Europa League en los últimos años, hazaña que ya alcanzó el Copenhague superando a Rubin Kazan y Panathinaikos. Puede que, en líneas generales, se debilite la competición en su primera fase, pero en mi opinión sorpresas como las de APOEL Nicosia o Copenhague suponen una compensación suficiente. Además, incluso para los derrotados como Otelul Galati o Dinamo de Zagreb medirse a Real Madrid o Manchester United es precioso, incluso encajando resultados abultados. Son campeones de sus ligas y han superado rondas previas. Se lo han ganado. Para que soñemos con una victoria de David sobre Goliat es necesario que tenga la oportunidad de enfrentarse a él.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba