SPORTYOU

Archivo
20 de octubre de 2019 20/10/19

Premier League

David Moyes, de la gloria al infierno

David Moyes se había ganado con creces el respeto de la crítica gracias a su excelente trabajo en el Everton. El preparador escocés llegó a Goodison Park en 2002, después de haber hecho un buen trabajo en el Preston North End, club al que estuvo a punto de llevar a la Premier League en la temporada […]


9 de abril de 2017 - Sportyou

David Moyes se había ganado con creces el respeto de la crítica gracias a su excelente trabajo en el Everton. El preparador escocés llegó a Goodison Park en 2002, después de haber hecho un buen trabajo en el Preston North End, club al que estuvo a punto de llevar a la Premier League en la temporada 2000/2001, después de haber logrado el ascenso el año precedente a la segunda categoría. Sólo el Bolton se interpuso en su camino, ganándole en la final de Wembley, pero para entonces su figura como entrenador ya se había dado a conocer.

Con el Everton nunca logró levantar un título, pero los toffees se establecieron de forma constante en la mitad alta de la tabla de la Premier League. Su paso por el, según dijo Moyes en su presentación, “club de la gente en Liverpool”, fue realmente satisfactorio ya que si bien es cierto que el Everton no llegó a establecerse en la élite más selecta, sí tuvo la suficiente regularidad como para vivir muy cómodo y competir de tú a tú con los grandes.

Su constancia y esa imagen pública fue suficiente para que Sir Alex Ferguson fuese su principal valedor para que le sucediera en el Manchester United. El club de Old Trafford buscaba una transición tranquila a la etapa de Ferguson, y pensó que el perfil Moyes podía ser similar al suyo cuando éste llegó a los red devils. Sin embargo, su temporada de debut fue una decepción enorme, siendo destituido en el tramo final de curso.

Moyes, en apenas un año, pasó de tener una “vida tranquila” en el Everton a encontrarse sin trabajo y con su imagen realmente devaluada tras su trabajo en Old Trafford. La Real Sociedad confío en él, pero su paso fue también muy decepcionante, y para el curso en el que la Premier League apostó por la llegada de entrenadores de primer nivel mundial -Guardiola, Conte o el regreso de Mourinho-, encontró acomodó en el Sunderland.

Pero en los black cats, lejos de terminar, la pesadilla se ha acrecentado. Muchos aseguran que su finiquito es el principal motivo para que el club haya decidido mantenerle, a pesar de que en la jornada 31 de campeonato sea colista y esté a 10 puntos de la salvación, lo que prácticamente condena al Sunderland al descenso. Veremos si logra un milagro, si es despedido o, si por contra, puede intentar devolver al club a la primera división. En cualquier caso, su situación es inimaginable si echamos la vista atrás, y le recordamos sonriente en su presentación como técnico del Manchester United hace apenas tres temporadas.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba