SPORTYOU

Archivo
9 de diciembre de 2020 9/12/20

Rio 2016

David Katoatau, el haltero bailarín que pone a Kiribati en el mapa

David Katoatau campeon de alterofilia

El haltero kiribatiano se ha convertido en una de las sensaciones de los Juegos Olímpicos tras la final de halterofilia que venció el uzbeco Ruslan Nurudinov


16 de agosto de 2016 - Sportyou

El haltero de Kiribati (una pequeña nación del Pacífico de 110.000 habitantes), David Katoatau, siempre afronta cada competición con una gran sonrisa, y es que poder disputar los Juegos Olímpicos de Río es un gran motivo de festejo para él.

A sus 32 años este kiribatiano puede presumir de haber disputado tres Juegos Olímpicos, después de haber acabado 15º en Pekín 2008 en, 17º en Londres 2012 y 6º en su grupo en estos Juegos de Río 2016. Sus inicios en este deporte no fueron nada fácil, pero esto no le ha hecho perder nunca su sonrisa.

«No había gimnasios cuando empecé a entrenar de niño y tampoco los hay ahora. Me entrenaba en la playa, bajo el sol abrasador. La barra se calentaba tanto que no podía tocarla, así que tenía que entrenar a las seis de la mañana”, explicó Katoatau a la agencia Routers.

A los 16 años se desplazó hasta el Instituto Oceánico de Halterofilia y a partir de ahí fue entrenado por Paul Coffa. Actualmente vive en el Instituto de Noumea, en Nueva Caledonia (Pacífico Sur), donde también se entrena.

Además, al haltero no le preocupa perder una medalla y en la final de halterofilia de menos de 105 kg vencida por el uzbeco Ruslan Nurudinov lo volvió a demostrar. Tras fracasar en la prueba, comenzó con sus divertidos bailes con los que se metió al público en el bolsillo entre varios aplausos.

Esta no es la primera vez que asombra a los espectadores con sus movimientos. Ya se dejó ver en la ceremonia de inauguración de Río 2016, donde fue el abanderado de su país. Allí vivió la fiesta a lo grande, ya que ingresó en el estadio de Maracaná dando vueltas sobre sí mismo mientras ondeaba orgulloso su bandera.

Hace dos años, en los Juegos de la Commonwealth de Glasgow, logró un oro que festejó nuevamente bailando. La ocasión -era el primero en la historia de su país- no era para menos. El atleta no pudo contener su felicidad, ya que el dinero que obtuvo tras ganar el oro (8.400 dólares) sirvió para construir una nueva casa para sus padres en el atolón de Tarawa (el más poblado de todos los de Kiribati), debido a que su antiguo hogar había sido destruido por un ciclón justo después de que la hubiesen edificado.

El secreto de los bailes de David Katoatau

Lo cierto es que los bailes del veterano haltero de 32 años esconden una explicación. «La mayoría de la gente no sabe dónde está Kiribati. Quiero que todos sepan más sobre nosotros, por eso uso las pesas y mis bailes para mostrarnos al mundo», explica Katoatau.

Este pequeño archipiélago está muy amenazado por el cambio climático. La erosión costera es extrema no sólo en las playas, sino también en las zonas terrestres. “No tenemos los recursos para salvarnos a nosotros mismos”, comentó mientras hacía un llamamiento a la solidaridad.

Algunos científicos han predicho incluso que tarde o temprano ocurrirá una catástrofe en el resto de 21 islas deshabitadas de Kiribati.

«El año pasado escribí una carta abierta al mundo para informar a las personas de la cantidad de casas que hemos perdido debido al aumento del nivel del mar. No sé cuántos años pasarán antes de que se hundan».

Temas relacionados: , ,
Volver arriba