SPORTYOU

Archivo
18 de enero de 2020 18/01/20

Tenis

Los dos milímetros de Ferrer en Miami

En las pistas de Crandon Park guarda David Ferrer uno de los episodios más duros de su trayectoria profesional. Sucedió en 2013, durante la final disputada ante Andy Murray, en la que contempló de primera mano que la línea entre la victoria y la derrota a veces puede ser muy delgada. Incluso de unos milímetros. […]


2 de abril de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou

David Ferrer

En las pistas de Crandon Park guarda David Ferrer uno de los episodios más duros de su trayectoria profesional. Sucedió en 2013, durante la final disputada ante Andy Murray, en la que contempló de primera mano que la línea entre la victoria y la derrota a veces puede ser muy delgada. Incluso de unos milímetros. Después de ganar en París-Bercy el primer Masters 1000 de su carrera, el de Jávea buscaba la segunda corona de ese calibre en Miami.

Fue uno de los partidos más dolorosos en la carrera del alicantino. Tienes pelota de partido. Una pelota aterriza en el fondo. Dudas y apenas unas décimas de segundo para decidir. David solicitó ojo de halcón pensando que la pelota de Murray había botado fuera de pista. La repetición ofreció una imagen imborrable en su memoria: la bola besaba la línea por apenas unos milímetros.

De tener el partido a una pelota de distancia, de poner el rally en circulación y discutir desde el fondo de pista, una suerte que David controla como muy pocos jugadores en el circuito, a ver cómo en cuestión de minutos el partido se iguala y se termina entregando en el tiebreak del set definitivo.

Tiempo después, rememorando aquel episodio ya con la cabeza fría, el alicantino reflexionó sobre el impacto que tuvo en su persona lo ocurrido. “No me ha influido porque ese año acabé número tres del mundo” declaró en entrevista con Tennistopic en la última Copa de Maestros.

“Es verdad que he perdido más finales que he ganado, pero no me arrepiento de haber pedido esa bola. Quizás, de no haber solicitado el Ojo de Halcón, habría perdido el punto y el partido. En ese momento la vi muy justa y pensé que era mala. Fue doloroso porque perdí la final de un Masters 1000 como el de Miami. Era una oportunidad única. Es complicado que vuelva a aparecer”.

Para seguir dando forma a esa oportunidad Ferrer, el último representante de La Armada española que resiste en el cuadro individual de Miami, peleará con el serbio Novak Djokovic un pase a semifinales.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba