SPORTYOU

Archivo
21 de octubre de 2019 21/10/19

General

David Busst muestra imágenes de su escalofriante lesión

Lejos del glamour y las portadas de la vida de muchos futbolistas, hay otros como David Busst que han vivido un infierno. David se rompió la pierna en un choque con Denis Irwin durante un partido entre el Coventry City y el Manchester United en 1996. El partido tuvo que suspenderse durante algunos minutos para […]


27 de julio de 2015 - Sportyou

David Bursst

Lejos del glamour y las portadas de la vida de muchos futbolistas, hay otros como David Busst que han vivido un infierno. David se rompió la pierna en un choque con Denis Irwin durante un partido entre el Coventry City y el Manchester United en 1996. El partido tuvo que suspenderse durante algunos minutos para limpiar la sangre sobre el césped, Peter Schmeichel vomitó y algunos jugadores necesitaron ayuda psicológica para superar lo que habían visto.

David Busst sufrió múltiples fracturas de tibia y peroné e infecciones por estafilococo, y necesitó 26 operaciones. Hoy, a su 48 años, es el director de fútbol del programa comunitario del Coventry y no le importa contar lo que vivió. “Lo bueno es que en Old Trafford la ambulancia puede entrar en el terreno de juego. Lo malo es que tiene los badenes más grandes del mundo en el exterior. Me querían operar de inmediato, pero no podían porque había almorzado antes del partido. Entonces pensaron en operarme estando despierto, pero me negué. Eso sí, estuve despierto cuando me quitaron la bota y la media. Me dolía muchísimo. Tenía lo que llaman una fasciotomía, no llegaba sangre a la herida y tuvieron que despegar la parte porterior del genelo y girarla 45 grados”.

Luego, llegaron los problemas. “En los primeros 12 días tuve 10 operaciones. Y contraje el SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina). Eso fue lo que me retiró del fútbol, no la fractura. Muchas de las operaciones fueron para abrirlo todo y limpiar la herida. Es un bicho asesino que llegó por haber sufrido una operación masiva, en la que me injertaron músculos de la espalda”.

A pesar de todo, Busst se recuperó e incluso juega partidillos de fútbol. Poco a poco fui haciendo ejercicios y cogiendo confianza… ¡Ahora voy a por todas!

David Busst

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba