SPORTYOU

Archivo
29 de septiembre de 2022 29/09/22

Opinión

Opinión

Danzad, Vinicius del mundo, danzad


  • 12 de septiembre
    de 2022
  • Iñaki Cano

Ahora resulta que los cañones están preparados para disparar a los tobillos de Vinicius porque celebra los goles bailando o porque se rebela a seguir recibiendo tarascadas de los rivales a los que les ‘baila’ con el balón en juego, dejándoles con un palmo de narices viendo cómo se escapa el brasileño del férreo marcaje al que le sometían hasta el día de hoy. Prefiero ver a los Vinicius del mundo danzando que a sus marcadores pegando.

Y he dicho hoy, porque las artillerías rivales están empezando a cargarse para dispararle al ’20’ del Real Madrid con la única excusa de que celebra sus goles bailando. Quienes conocen a Vinícius José Paixaõ de Oliveira Junior, hablan de su exquisita educación y grandísima humildad. Hablan de lo respetuoso que es con todo el mundo y se sorprenden de la ojeriza que se le está empezando a tener, por bailar y rebelarse a las patadas que recibe a destiempo.

Vinicius Jr. se está convirtiendo en uno de los mejores futbolistas del mundo que antes no atinaba con la red y se reían de él por sus errores. Ahora, que además de levantar de sus asientos a los espectadores también mete goles, le recriminan sus festejos o reproches a sus agresores. El brasileño es de ese tipo de futbolistas que desespera a los rivales y a las aficiones contrarias encoleriza porque no tienen en sus filas a uno tan divertido en el juego y en los festejos.

Noto una animadversión hacia Vinicius Jr. que no termino de comprender, salvo que sea porque luce la camiseta del Real Madrid y eso molesta muchísimo. O eso parece porque he visto a otros jugadores con otras camisetas que tiran caños, hacen sombreros o bailan con y sin balón, que salen en las televisiones como maravillas y a los que dicen que hay que proteger porque son espectaculares y beneficiosos para el espectáculo de LaLiga.

Me gustaría saber lo que le gritan a Vinicius los rivales cada vez que les ‘humilla’ con el balón en los pies. No estaría mal saber qué insultos recibe Vini, para que el brasileño se enfrente a ellos verbalmente después de patadas, empujones y amenazantes miradas por haber osado a superarles en un sprint, tras un amago o una elástica que al final termina en gol.

Si a esos ‘dioses’ teníamos que protegerles por el bien del espectáculo, a Vinicius Junior también porque es más bonito todo lo que hace incluso las celebraciones que tantas patadas a destiempo y por desesperación al no poder frenarle deportivamente. A LaLiga, a la RFEF y al Comité Técnico de Árbitros, les digo qué prefiero un Vinicius vivo a quinientos ‘matadores’ fornidos sujetando de cualquier manera al actor que le da brillo al guión del fútbol porque Vinicius también es canchero, ha jugado en la calle y lleva el fútbol en la sangre desde niño, pero el brasileño no muerde, no empuja, no insulta y sí, baila, baila con y sin balón y ojalá todos bailáramos un poco más y aplaudiéramos las danzas de los festejos que las tarascadas a Vinicius Junior.

Temas relacionados: , , , ,
Volver arriba