SPORTYOU

Archivo
14 de diciembre de 2020 14/12/20

LaLiga Santander

Cristiano no entiende de relajación

El portugués salva a su equipo ante el Eibar (1-2) con un gran doblete, en un encuentro discreto de los de Zidane


10 de marzo de 2018 - Sportyou

El Real Madrid se ha llevado de los tres puntos de Eibar (1-2), en un partido bastante espeso del equipo blanco, en el que de nuevo ha aparecido Cristiano Ronaldo, con un gran doblete, para darle los tres puntos a su equipo. 

Zinedine Zidane apostó por un once de plenas garantías, sin buscar ninguna rotación. Ocurre que después de la exhibición de París, Lucas o Asensio están e medio camino entre el equipo titular y el alternativo, y que se quedasen fuera del equipo también tuvo que ver con su desgaste en el Parque de los Príncipes. El once elegido; el de Cardiff, con Bale en el lugar de Benzema.

El inicio de encuentro fue el esperado, con el equipo local -que jugó con un centrocampista extra, cambiando su 4-4-2 por un 4-5-1 que espesó mucho el juego interior del Real Madrid- con un ritmo asfixiante. Es cierto que el Eibar no tuvo grandes ocasiones -su primera aproximación fue un remate de Kike que sacó Navas en el minuto 18-, pero la presión era muy buena y el equipo blanco apenas salía de su propio campo.

Sin embargo, la calidad del equipo blanco le permitió ponerse por delante. Un fallo en la salida de balón del Eibar permitió a Modric hacerse con el cuero, y soltó un pase fantástico a la espalda de la defensa con el exterior del pie que Cristiano controló de maravilla con el pecho, definiendo también con gran calidad por el palo corto de la meta de Dmitrovic. El portugués pudo hacer el 0-2 poco después, pero el meta local hizo una excelente parada.

En el segundo tiempo el Eibar sí encontró premio. Primero Keylor hizo una gran parada a un disparo en parábola de Capa, pero en el córner, Ramis cabeceó de maravilla para poner el empate. El Madrid mejoró desde ese momento, y de hecho encontró alguna buena opción. Dmitrovic volvió ha hacer una fantástica parada en el minuto 61, después de que Bale le metiera un gran pase a Cristiano y éste sacase un buen remate.

 

Zidane intentó cambiar la dinámica metiendo a Lucas Vázquez y Benzema en el lugar de Kroos y Isco, pero el equipo blanco no asentó su dominio. De hecho, vivió una rocambolesca situación cuando Sergio Ramos se ausentó para marcharse al vestuario durante casi cinco minutos, lo que descolocó al equipo de Zidane.

Sin embargo, ahí apareció Cristiano Ronaldo para volver a salvar a al Real Madrid. Fue en el minuto 83, en una gran acción de Lucas Vázquez por banda, que sacó un enorme centro al área para que el portugués entrase con una agresividad tremenda y batiera a un Dmitrovic absolutamente vendido, para darle a su equipo los tres puntos.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba